Revista EIRD Informa - Las Américas
 
Contenido
 
Siguiente

Plataforma de Riesgo Urbano en la Región: una iniciativa de, para y por las ciudades de la región para contribuir a su desarrollo seguro y sostenible.

Por: Fernando Ramírez Cortés

La complejidad del manejo del riesgo de desastre en el entorno urbano Los entornos urbanos en grandes ciudades presentan una alta complejidad desde la perspectiva de la gestión pública para el manejo del riesgo de desastre. La razón básica de ello radica en el hecho de que el riesgo es una condición emergente de los propios procesos transformadores de la ciudad según sus particularidades físicas, ambientales, económicas, demográficas, culturales y políticas. La ciudad es un sistema complejo, dinámico, que modifica y ajusta permanentemente sus estructuras y funciones a las demandas y relaciones entre los individuos y entre éstos y su entorno físico natural o construido. Esa complejidad se expresa por la simultaneidad de amenazas y riesgos que tienen relaciones recíprocas y complejas de causalidad y que son modificadas permanentemente por la dinámica de los procesos territoriales, sociales y económicos.

El ambiente construido, que es denso en el entorno urbano, es el resultado acumulativo de procesos históricos de construcción formal e informal, es heterogéneo en su naturaleza, función y distribución espacial, es dinámico (envejece, se renueva, cambia de uso, aumenta, se tecnifica) y por lo tanto presenta condiciones de vulnerabilidad funcional o estructural que varían en el tiempo según factores de contexto normativo (códigos, normas, planes), económico (oferta – demanda de suelo, por ejemplo), culturales (prácticas de uso) y demográficos (presión sobre áreas no ocupadas).

El flujo de bienes y servicios dinamizado por los avances tecnológicos modernos y una amplia oferta de medios de transporte y comunicación, determina una compleja y densa red de actividades industriales y comerciales altamente especializadas que imponen simultáneamente factores de riesgo inherentes a sus procesos y que además demandan adecuados niveles de servicio de los sistemas de abastecimiento (energía, agua, gas, comunicaciones, internet), y de disposición de residuos (recolección y disposición de residuos, sistemas de alcantarillado, entre otros). Por ello en las grandes ciudades la falla crítica de uno de estos sistemas tiene, además de las consecuencias directas sobre la población, consecuencias indirectas cada vez más extendidas y complejas sobre la economía y productividad de la ciudad.

Desde la perspectiva poblacional, al menos dos características relevantes se presentan en las grandes ciudades: Marcados procesos de diferenciación socioeconómica que, entre otros aspectos, derivan en el desarrollo no planificado de áreas marginales (normalmente en la periferia) altamente pobladas, frecuentemente con ubicación inadecuada, procesos informales e ilegales de construcción, pobre infraestructura, desarticulación con los sistemas de servicios, comunicación y transporte y alto deterioro ambiental. La problemática socio económica que se concentra en estas áreas incrementa la vulnerabilidad de las comunidades frente a amenazas socio naturales o tecnológicas.

La interdependencia de las ciudades con su entorno, territorial, politico-administrativo y económico en todos los niveles (local, nacional, regional y global) imprime igualmente un carácter particular desde la óptica del riesgo: el capital expuesto (humano, tecnológico, económico, político) en la ciudad es alto y estratégico, es decir, que las posibles pérdidas derivadas de un desastre tienen implicaciones importantes para la nación o región a la que pertenecen, lo que impone criterios de prioridad y prevalencia de interés superior para el control de dichos riesgos.


Foto: © OPS-OMS

Algunas de las principales dificultades que se encuentran en la práctica de la gestión del riesgo en ciudades, están relacionadas con la integración de estrategias en un entorno lleno de riesgos, la representación y comprensión de los procesos generadores de riesgo, el manejo de la incertidumbre inherente dado el efecto multiplicador sobre la población de las decisiones políticas, dificultades metodológicas para la priorización de procesos, actores e instancias de intervención, los diferentes niveles de análisis, intervención y coordinación, el manejo de crisis como característica cotidiana de la ciudad, fragmentación en la organización y participación de actores sociales, entre otras.

La experiencia en LAC en relación con el manejo de los riesgos en entornos urbanos, se puede entender como un nuevo proceso de aprendizaje en el que algunas ciudades grandes y medianas intentan encontrar alternativas para el manejo y control del riesgo de desastre incorporándolo a las demás políticas de desarrollo, en medio de las grandes demandas sociales, el déficit en el crecimiento formal urbano y el debate político y económico del rol de los municipios y otras instancias subnacionales en el desarrollo de los países.

La Plataforma de Riesgo Urbano: una iniciativa para integrar conocimientos y capacidades.

En el marco de la primera reunión de la Plataforma Global del Sistema Internacional para la Reducción de los Desastres – EIRD celebrada en Ginebra (Suiza) en junio de 2007, la ciudad de Bogotá (Colombia) propuso la creación de una Plataforma Temática en Riesgo Urbano para América Latina y el Caribe que apoyara a los gobiernos locales en el desarrollo de capacidades para la reducción del riesgo de desastre en sus ciudades. Esta iniciativa fue respaldada por la Oficina Regional para las Américas del Sistema de la Estrategia Internacional para la Reducción de Desastres EIRD y con el apoyo del Banco Mundial realizó un taller de expertos (Panamá, 7 y 8 de febrero de 2008) para elaborar una propuesta de las bases conceptuales, objetivos específicos, líneas estratégicas, actores claves, alianzas estratégicas y mecanismos de implementación de la Plataforma.

Esta iniciativa parte de reconocer las experiencias previas en integración de ciudades1 y encuentra justificación dado el avance de las políticas de descentralización, la tendencia de crecimiento y concentración de la población, los niveles actuales de vulnerabilidad en las ciudades de la región. Se reconoce asimismo en la necesidad de profundizar el conocimiento de ciertos riesgos exclusivos del entorno urbano, la relación entre procesos generadores de riesgo, fortalecer la capacidad de incidencia en todos los niveles y contar con una instancia permanente y coordinada con las políticas globales (Marco de Acción de Hyogo) que promueva la sostenibilidad de los procesos de cooperación entre ciudades y facilite el seguimiento a los procesos de reducción del riesgo de desastre en la región.

La prioridad central de esta iniciativa es el apoyo y fortalecimiento de capacidades de los gobiernos locales para incorporar e implementar políticas de gestión del riesgo en sus procesos de desarrollo local, según sus propios contextos y prioridades.

Qué es la Plataforma de Riesgo Urbano

Es una red de gobiernos locales de LAC interesados en fortalecer la incorporación de la gestión del riesgo de desastres en los procesos de desarrollo de sus ciudades a través del análisis de problemas comunes, el intercambio de experiencias y conocimientos, el fortalecimiento de sus propios procesos de gestión del riesgo y el impulso a iniciativas de cooperación entre ciudades y con otros actores estratégicos.

Qué busca

- Apoyar y fortalecer procesos en curso de gestión del riesgo en las ciudades, en especial facilitando y promoviendo procesos de comunicación y concertación entre los actores sociales involucrados que conduzcan a la toma de decisión para la concreción y aplicación de políticas de reducción del riesgo de desastre.

- Apoyar y fortalecer la capacidad de incidencia política de los gobiernos locales frente a sus propios actores sociales, así como con los gobiernos nacionales y otros actores estratégicos.

- Apoyar y fortalecer las iniciativas de desarrollo de capacidades de investigación, formación, capacitación y entrenamiento existentes.

- Construir una visión de conjunto de la historia, momento y perspectivas de la problemática de riesgo de desastre en las ciudades de la región.

- Promueve y facilita la coherencia y coordinación con las políticas globales de reducción de riesgo de desastre (Marco de Acción de Hyogo) y de desarrollo sostenible en general

. - Promover, apoyar y facilitar las iniciativas de cooperación horizontal mediante la gestión con socios estratégicos y la búsqueda de recursos técnicos y económicos. - Facilitar la coordinación y relación con otras alianzas o asociaciones de ciudades y países de la región

.

Cómo avanza

Concluida la consulta a expertos y la preparación de un documento técnico de referencia2, se avanza en la fase de consulta y puesta en marcha de la Plataforma que incluye: La identificación y selección preliminar del grupo base de ciudades representativas de cada una de las subregiones, la gestión con los gobiernos locales de las ciudades seleccionadas para la divulgación y validación de la iniciativa, el mapeo de redes, alianzas y/o proyectos existentes entre ciudades, la definición de los mecanismos para la operación de la Plataforma y el diseño de una estrategia de divulgación.

En esta fase se espera tener los primeros resultados en el segundo semestre del presente año relacionados con: La puesta en marcha de la Plataforma (primera reunión de gobiernos locales), validación del documento de referencia, conformación del primer banco de proyectos de interés de los gobiernos locales, la definición del plan de acción anual, la implementación de mecanismos de operación y finalmente el inicio de la estrategia de divulgación.

A diferencia de otras redes similares existentes en otros continentes, esta Plataforma se concibe y justifica desde y para las ciudades, y allí radica el reto de estas primeras etapas del proceso en las que la iniciativa de la ciudad de Bogotá se apalanca en la gestión de la EIRD y el Banco Mundial para facilitar la transición hacia un proceso autónomo de un grupo de gobiernos locales de LAC.

Contactos:

Guillermo Escobar (gescobar@fopae.gov.co). Director de Prevención y Atención de Emergencias de Bogotá.

Fernando Ramírez Cortés (framirez@eird.org) Consultor Plataforma de Riesgo Urbano


Contenido
Siguiente

 

  © ONU/EIRD