Estrategia Internacional para la Reducción de Desastres
Las Américas   

Revista EIRD Informa - América Latina y el Caribe
Número:13 -2006 -12/2006 - 11-/2005 - 10/2005 - 9/2004 - 8/2003 - 7/2003 - 6/2002 - 5/2002 - 4/2001- 3/2001 - 2/2000 - 1/2000

 

Socios en Acción

Anterior
Contenido
Siguiente

Proyecto Multinacional Andino: fortaleciendo a las comunidades a través del conocimiento de las geociencias
Sr. Mike Ellerbeck y Dr. Catherine Hickson
Servicio Geológico de Canadá mellerbe@nrcan.gc.ca

El 28 de junio del año 2002, la Agencia Canadiense para el Desarrollo Internacional (ACDI) aprobó la suma de 12 millones de dólares canadienses como contrapartida para llevar a cabo un proyecto a seis años sobre amenazas geológicas manejado por las agencias geocientíficas nacionales de Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Perú, Venezuela y Canadá.

A tan sólo algo más de un año de haberse iniciado, el Proyecto Multinacional Andino: Geociencias para las Comunidades Andinas (PMA:GCA) puede contar entre sus logros, los contactos y la colaboración recibida de la EIRD-ONU.

La cordillera de los Andes es reconocida como una de las regiones de la Tierra más susceptible a desastres de origen geológico. Esta zona es una de las regiones volcánicas más activas y posee el record del sismo de mayor magnitud registrado instrumentalmente (Chile, 1960, magnitud 9.5). Esta región también es frecuentemente testiga de devastadores deslizamientos (Estado Vargas, Venezuela, 1999) como de eventos más pequeños que causan anualmente daños a la infraestructura de los países por valor de varios millones de dólares.

En el año 2000, muy cerca de la conclusión de otro proyecto financiado por la ACDI, los países participantes plantearon la necesidad de promover un proyecto sobre amenazas geológicas. Este proyecto buscaría que no sólo en cada país sino en toda la región, se promovieran investigaciones científicas de alta calidad relacionadas con amenazas naturales; se integrará información y conocimiento por parte de diversas instituciones; y se aplicará ese conocimiento al nivel de la comunidad. Se planteó entonces un proyecto cuyo objetivo principal fuera el de contribuir a mejorar la calidad de vida de los habitantes de los Andes mediante el suministro de información y conocimiento geocientífico y geoespacial de alta calidad, para ser aplicados en la planeación territorial y para la mitigación de amenazas geológicas. En razón, a que el objeto de estudio es la amenaza de carácter geológico (deslizamientos, sismos, volcanes), se seleccionaron los servicios geológicos de cada país, como agencias administradoras del proyecto. Las actividades del proyecto están dirigidas a fortalecer la capacidad de las instituciones participantes especialmente, a través de entrenamiento y colaboración. Uno de los grandes componentes del proyecto es la integración con otras organizaciones nacionales e internacionales interesadas en los objetivos del proyecto.

Las actividades del proyecto incluyen talleres sobre nuevas técnicas en geociencias, tecnología de la información, comunicación con comunidades, así como cursos de campo, elaboración conjunta de productos y desarrollo de metodologías, nuevas tecnologías y de estándares regionales.

En cada uno de los países miembros, el proyecto se enfoca en una o dos áreas geográficas en las cuales vidas humanas u obras de infraestructura sean vulnerables a la acción de eventos geológicos. Se dio especial énfasis a la posibilidad de desarrollar proyectos conjuntos a lo largo de las fronteras de los países de tal manera que se incentivara la colaboración y la integración de datos científicos alrededor de problemas específicos y comunes.
Uno de los objetivos del proyecto es asegurar que los productos derivados del estudio de las amenazas geológicas, sean entendibles y relevantes para las comunidades afectadas por las amenazas geológicas objeto de estudio. Para lograr esto, el proyecto ha desarrollado el aspecto de la comunicación con las comunidades bajo el cual, los servicios geológicos de cada país están llevando a cabo contactos con comunidades y otras organizaciones determinando el tipo de conocimiento que se requiere y la forma óptima como ese conocimiento debe ser presentado. En este sentido, los miembros del PMA:GCA han considerado trabajar con oficinas de planeación, de manejo de emergencia, como también con organizaciones que adelantan estudios de vulnerabilidad, siempre buscando y facilitando la apropiación y aplicación del conocimiento adquirido por parte de las comunidades afectadas por las amenazas geológicas.

Por otra parte, en la fase de diseño del proyecto, se identificó la necesidad de la integración de bases de datos digitales de tal manera que se facilitara la transferencia de datos entre científicos, instituciones y comunidades. En respuesta a esto, se decidió adoptar y mejorar, de acuerdo con las necesidades de cada país, la tecnología desarrollada por el Servicio Geológico del Canadá (GSC). Así nació GeoSemantica, una interfase red que permite la transferencia y unificación de datos estandarizados entre bases de datos y por lo tanto, entre instituciones.

Al igual que la comunicación entre científicos, la comunicación de conocimiento científico a otras comunidades requiere cuidado y atención. Para crear estándares que permitan la publicación de trabajos conjuntos, así como el intercambio de información digital, es necesario que todos los participantes lleguen a un acuerdo con respecto de la terminología y definiciones a usar.

En este sentido, el pasado mes de Marzo, el Comité Ejecutivo del proyecto PMA:GCA (el cual se reúne dos veces por año) acordó adoptar como texto referencia el documento “Living With Risk” (Viviendo con el Riesgo) de la EIRD-ONU y acordó, igualmente, trabajar con esta organización para obtener la versión en español de la terminología relacionada con riesgo. El pasado mes de junio, el Dr. Pedro Basabe de EIRD-ONU, atendió la primera reunión del Grupo de Trabajo de Geociencias del proyecto PMA:GCA en Santiago de Chile, Chile, y colaboró en la formulación de una terminología aceptable para los representantes de los países participantes. De esta manera, el proyecto ha dado los primeros pasos hacia la estandarización de la terminología que será usada por el proyecto, y especialmente, para la creación de los metadatos para GeoSemantica.

La comunicación de las actividades y los avances del proyecto es clave para el éxito de un proyecto con las dimensiones y alcances del PMA:GCA. Por esta razón, el proyecto mantiene portales de Internet en inglés y español, en donde se publica el boletín mensual del proyecto (Boletín PMA:GCA). El contenido de boletines ya emitidos se puede encontrar en la página Web del proyecto.

Habiendo celebrado el primer aniversario de actividades, el Consejo Ejecutivo del PMA:GCA es consciente que el éxito del proyecto requiere de la dedicación de todos los participantes y que el trabajo independiente y aislado de los servicios geológicos no es suficiente para alcanzar el mismo. En este sentido, el EIRD-ONU, en razón a su mandato y experiencia institucional, ha aportado al proyecto con una invaluable ayuda y guía. Estamos convencidos que con la colaboración de organizaciones como el EIRD-ONU, el PMA:GCA logrará la meta de asistir a las comunidades de Los Andes en su proceso de volverse más seguras y resistentes a los efectos negativos de los procesos geológicos.

 


Anterior
Contenido
Siguiente
  © ONU/EIRD