Estrategia Internacional para la Reducción de Desastres
América Latina y el Caribe  

Revista EIRD Informa - América Latina y el Caribe
Número:13 -2006 -12/2006 - 11-/2005 - 10/2005 - 9/2004 - 8/2003 - 7/2003 - 6/2002 - 5/2002 - 4/2001- 3/2001 - 2/2000 - 1/2000

 

Socios en Acción

Anterior
Contenido
Siguiente

Promoviendo una cultura de prevención de desastres
Por Rosa del Carmen Aguilar Borjas, Visión Mundial Honduras

El huracán Mitch azotó con indescriptible furia el territorio hondureño durante la última semana del mes de octubre de 1998, dejando a su paso 5,657 personas fallecidas, 8,058 personas desaparecidas y 1,482,659 personas damnificadas. Según información de CEPAL, los daños sufridos en el país totalizaron pérdidas de US$3.800 millones.

Nunca antes la nación hondureña había enfrentado la devastación causada por un fenómeno natural como Mitch. Era evidente que la población no se encontraba preparada, por lo que el período de atención a la emergencia dejó ver claramente la necesidad de iniciar acciones concretas, que permitieran la construcción de una cultura de prevención de desastres.

”Como organización una de las lecciones que aprendimos después de Mitch fue que si hubiéramos tenido las habilidades, el conocimiento, una estructura montada y un plan, hubiéramos sido más efectivos durante las primeras etapas de respuesta a la emergencia”, comenta el Líder de Emergencia de Visión Mundial Honduras, Ralph Merriam.

Visión Mundial Honduras es una organización humanitaria que brinda apoyo financiero y técnico a 26 Proyectos de Desarrollo de Area (PDA), ubicados en 11 de los 18 departamentos del país, que impulsan programas de desarrollo sostenible, emergencia y rehabilitación, testimonio cristiano y promoción de justicia.

Hacia una Estrategia de Prevención, Emergencia y Rehabilitación
En el año 1999, Visión Mundial Honduras comenzó a dar los primeros pasos para contar con una estrategia de Prevención, Emergencia y Rehabilitación (PER), que tuviera como misión promover una cultura de prevención de desastres naturales y consolidar el desarrollo permanente de un sistema nacional de preparación y atención de emergencia y de reducción de vulnerabilidad.

La estrategia PER de Visión Mundial Honduras se encuentra ya conformada en su etapa inicial, la que Merriam describe como la creación de capacidad en todos los niveles de la organización, en lo que respecta a la integración de actividades y medidas de mitigación, basadas en un análisis de riesgos y vulnerabilidad y preparación para una emergencia.

La preparación para una emergencia incluye la conformación de estructuras organizativas y equipos humanos de respuesta y el preposicionamiento de planes de contingencia, suministros y relaciones claves, tomando en cuenta los procedimientos de la Comisión Permanente de Contingencias (COPECO) y de la Confraternidad internacional de Visión Mundial.

El énfasis de la etapa inicial descansa en la organización y completa capacitación de los equipos humanos de respuesta sobre una diversa temática que permita a cada uno de los PDA responder de forma autónoma a una emergencia focalizada, teniendo el apoyo del equipo nacional en tipos de emergencias de mayor magnitud.

“La idea es que para el 30 de septiembre del 2002, siete de los PDA que fueron más afectados por Mitch en la región norte y sur del país queden completamente capacitados y organizados para responder eficaz y eficientemente”, explica Merriam.

Para el año 2003, la totalidad de los equipos humanos de respuesta estará capacitado en los temas que Merriam lista como mapeo de riesgos y recursos, preparación y preposicionamiento, conceptualización de la administración para desastres, identificación de recursos disponibles (humanos, infraestructurales y financieros), organización y distribución de responsabilidades a comités de emergencia, comunicaciones, evaluación de daños y análisis de necesidades, reglas y procedimientos de la Confraternidad de Visión Mundial y la elaboración de planes de contingencia.

La estrategia PER estará siendo fortalecida por el relacionamiento que Visión Mundial Honduras alimente con instancias nacionales e internacionales clave, públicas y privadas, entre ellas, COPECO, la Secretaría de Recursos Naturales, OFDA/USAID, Unión Europea y Oficinas Soporte de Visión Mundial Internacional.

“Ya nos encontramos recibiendo beneficios en contenidos de capacitación de COPECO y ayuda financiera de OFDA y las oficinas de Visión Mundial Estados Unidos y Australia”, dice Merriam.

Todas las acciones que conllevan la práctica de una cultura de prevención de parte de Visión Mundial Honduras, según reza su Plan de Atención a Emergencia 2001, estimulan la atención integral de las necesidades de las personas más vulnerables y afectadas sin distinción de sexo, raza, religión o afiliación política, teniendo como primer compromiso a las poblaciones con quienes la organización trabaja.

Asimismo, procuran llevar consuelo y alimentos espirituales y sociológicos, intercediendo por la paz y la justicia en aquellas situaciones que lo requieran para proteger y defender a las personas necesitadas.

Merriam ubica la estrategia PER como un componente importante dentro de los procesos de desarrollo sostenible que impulsa Visión Mundial Honduras. “Cualquier ONG que esté hablando de procesos de desarrollo sostenible y no incorpore el componente de preparación, mitigación y respuesta a desastres a una estrategia de desarrollo a largo plazo no está realmente implementando una estrategia de desarrollo integral”.

Para mayor información: Visión Mundial Honduras
Tel (504) 236-7024 Fax (504) 236-7108
ralph_merricam@wvi.org, rosa_aguilar@wvi.org


Anterior
Contenido
Siguiente
  © ONU/EIRD