Estrategia Internacional para la Reducción de Desastres
América Latina y el Caribe  

Revista EIRD Informa - América Latina y el Caribe
Número:13 -2006 -12/2006 - 11-/2005 - 10/2005 - 9/2004 - 8/2003 - 7/2003 - 6/2002 - 5/2002 - 4/2001- 3/2001 - 2/2000 - 1/2000

 

Socios en Acción

Anterior
Contenido
Siguiente

Mecanismos Financieros del Banco Interamericano de Desarrollo para la Gestión del Riesgo

A fin de responder a los cambios en las necesidades de desarrollo de la región, especialmente en lo que toca la gestión del riesgo frente a los desastres, el BID ha desarrollado dos mecanismos financieros: la Facilidad Sectorial de Prevención de Desastres y el Mecanismo de Reconstrucción para Emergencia.

Facilidad Sectorial de Prevención de Desastres
Tiene como objetivo reforzar los sistemas de prevención de desastres y manejo del riesgo reduciendo la vulnerabilidad y aumentando el nivel de preparación para enfrentar los desastres naturales. La Facilidad Sectorial ayudará a los países a cumplir las metas de reducción de riesgos en su desarrollo mediante la creación de consensos en materia de prioridades intersectoriales, el fortalecimiento de instituciones y la preparación de los países para poner en marcha programas nacionales de mayor envergadura.

Los recursos de esta Facilidad Sectorial, creada en marzo del 2001, se destinarán al financiamiento, con carácter reembolsable, de operaciones individuales solicitadas por los países miembros prestatarios. Las operaciones individuales recibirán un monto máximo equivalente a US$5 millones y estarán sujetas también al monto total equivalente a US$150 millones establecido como límite global acumulativo para préstamos otorgados por las Facilidades Sectoriales. Varios países han expresado su intención de usar esta Facilidad, que goza también de un procesamiento acelerado de aprobación.

Además de proveer financiamiento reembolsable, el BID movilizaría, en colaboración con los donantes bilaterales, fondos no reembolsables de manera selectiva especialmente para los países de bajos ingresos, para identificar las necesidades y oportunidades de prevención.

La Facilidad Sectorial ayudará a los países a adoptar un enfoque integral que les permita reducir y manejar el riesgo que suponen los desastres naturales, antes de que se produzca la catástrofe, a través de los siguientes componentes: (1) Identificación y pronóstico de riesgos a fin de entender y cuantificar la vulnerabilidad y el riesgo de desastre al que se está expuesto; (2)mitigación para abordar la causa estructural de la vulnerabilidad; (3) preparación para mejorar la capacidad del país de atender rápida y eficazmente una emergencia. El financiamiento también se dirigirá a la (4) formulación de medidas de transferencia de riesgos que permitan repartir los riesgos financieros a lo largo del tiempo y entre diferentes actores mediante mecanismos tales como seguros, reaseguro y bonos de catástrofe, así como a la (5) creación de sistemas nacionales eficaces para la reducción de riesgos.

Mecanismo de Reconstrucción para Emergencia
En diciembre de 1998, el Banco creó el Mecanismo de Reconstrucción para Emergencia (MRE), que permite al BID responder rápidamente después de un desastre natural. Las primeras veces que se utilizó dicho servicio fueron después del terremoto que afectó a la región cafetalera en Colombia y los deslizamientos en Venezuela. Más recientemente el MRE fue usado en Belice (huracán Keith) y El Salvador ( dos terremotos).

El Mecanismo tiene por objeto poner muy rápidamente a disposición los recursos necesarios para financiar un menú preestablecido de actividades elegibles, que incluyen ayuda para acelerar el restablecimiento de los servicios, el financiamiento de reparaciones temporarias y los trabajos de limpieza en el período inmediatamente posterior a un desastre natural. La solicitud del país sobre el uso de esos recursos pone en movimiento un procedimiento acelerado de aprobación de préstamos en la sede del Banco, que puede durar de dos a cuatro semanas. La dotación inicial de US$ 100 millones se ha agotado; y con base en la evaluación de su comportamiento se continuará la operación, pero quizás sin limites de dotación. El instrumento puede otorgar préstamos de hasta US$ 20 millones en recursos del capital ordinario ó US$ 10 millones en recursos del Fondo para Operaciones Especiales (recursos altamente concesionales).

Para mayor información: www.iadb.org


Anterior
Contenido
Siguiente
  © ONU/EIRD