Estrategia Internacional para la Reducción de Desastres
Las Américas   

Revista EIRD Informa - América Latina y el Caribe
Número:13 -2006 -12/2006 - 11-/2005 - 10/2005 - 9/2004 - 8/2003 - 7/2003 - 6/2002 - 5/2002 - 4/2001- 3/2001 - 2/2000 - 1/2000

 

EIRD Global

Anterior
Contenido
Siguiente

Conferencia en Línea sobre un Marco de Trabajo para la Reducción del Riesgo de los Desastres

La Secretaría de la EIRD y el PNUD han iniciado un proceso para desarrollar un marco de trabajo para medir el progreso y los logros alcanzados en el campo de la reducción del riesgo de los desastres. El objetivo principal de esta labor iterativa y colectiva es exhortar la implementación e incrementar la cantidad de prácticas efectivas para la reducción del riesgo de los desastres. Como parte de este proceso, se organizó una conferencia en línea con el objetivo específico de brindarles a los grupos involucrados un espacio o para el intercambio de puntos de vista y para la identificación del rumbo necesario para desarrollar una estructura de trabajo que favorezca la comprensión, la orientación y la supervisión de la reducción del riesgo de los desastres a todo nivel. La conferencia también buscó incluir dentro de este proceso voces de diferentes grupos de profesionales y de diversos puntos geográficos e institucionales.

El propósito de la conferencia en línea fue el intercambio de puntos de vista sobre el desarrollo y la utilización de una estructura de trabajo para la reducción del riesgo de los desastres. La discusión promovió el diálogo con respecto a las siguientes áreas principales:

• Discusión sobre la forma de adquirir un sentido de pertenencia y de lograr una mayor participación, al igual que de determinar los posibles grupos que conformarían
el público (usuarios y contribuyentes), y la manera de abordar los posibles desafíos técnicos y políticos;

• Obtención de la opinión sobre el contenido del marco de trabajo propuesto;

• Obtención de comentarios sobre la utilización del marco de trabajo para supervisar y medir el progreso o los logros alcanzados en el campo de la reducción del riesgo de los desastres, incluyendo puntos de referencias e indicadores; y,

• Reflexión sobre los posibles pasos siguientes para desarrollar aún más este marco de trabajo.

Alrededor de 300 personas se inscribieron en la conferencia en línea, y aproximadamente 50 de los participantes contribuyeron al debate. Los participantes contaban con una gran variedad de experiencias y diversas bases profesionales, y representaban a diferentes continentes.

Los participantes agradecieron esta diversidad y la posibilidad de que la gente “fuera del margen de profesionales de gran renombre” pudiera expresar y compartir sus opiniones. Se mantendrá una lista de los participantes con sus respectivas direcciones de correo electrónico en la siguiente página de Internet: www.unisdr.org/dialogue, tanto para referencias futuras como para facilitar la comunicación entre los participantes.

Los participantes estimaron que es útil y oportuno contar con un marco de trabajo para la reducción del riesgo de los desastres, ya que incluiría ciertos principios fundamentales de común acuerdo, los cuales podrían aplicarse a nivel mundial y adaptarse a los ámbitos nacional, local e institucional. Por un lado, todos los participantes acordaron unánimemente que el desarrollo de un marco de trabajo para la reducción del riesgo de los desastres posee una gran relevancia, y afirmaron que se añadió valor a este proceso al haber tenido la oportunidad de intercambiar ideas a través de este foro en línea. Por otra parte, se han presentado diversas interpretaciones sobre lo que es un marco de trabajo, al igual que de sus posibles usos y del público al cual iría dirigido.

También se estimó que el marco de trabajo será útil para todos los actores involucrados en la reducción del riesgo de los desastres, tanto en el ámbito internacional, como en el caso de la ONU, como entre los encargados de la toma de decisiones y la planificación, al igual que entre los actores a nivel local, las ONGs, las organizaciones de la sociedad civil y los sindicatos laborales o de comercio. Se mencionó al sector académico por su contribución al desarrollo del marco de trabajo, el cual también podría orientar el proceso de investigación. Algunos participantes hicieron énfasis en el ámbito local, señalando que toda acción e implementación debería depender de las autoridades locales, las comunidades y la sociedad civil. Otros participantes indicaron que la incidencia en los encargados de la toma de decisiones y de la planificación es esencial para la diseminación y aceptación política del marco de trabajo propuesto.

Se discutirá posteriormente esta estructura de trabajo y se diseminará a través de consultas técnicas y políticas durante la celebración de reuniones regionales, nacionales y temáticas. Se espera que el mismo oriente la revisión del progreso alcanzado en el campo de la reducción de desastres a partir del decenio anterior (desde la Estrategia y el Plan de Acción de Yokohama de 1994). También se espera que contribuya a establecer áreas prioritarias para la próxima década, incluyendo el programa de acción que se avalará durante la Segunda Conferencia sobre Reducción de Desastres (enero del 2005, Japón). El marco de trabajo se convertirá en la piedra angular para la supervisión del progreso realizado a todo nivel, al igual que para la diseminación de los logros y la identificación de las áreas que necesiten de la implementación de mayores acciones.

Para más información, favor visitar la siguiente página de Internet: www.unisdr.org/dialogue


Anterior
Contenido
Siguiente
  © ONU/EIRD