Estrategia Internacional para la Reducción de Desastres
Las Américas   

Revista EIRD Informa - América Latina y el Caribe
Número:13 -2006 -12/2006 - 11-/2005 - 10/2005 - 9/2004 - 8/2003 - 7/2003 - 6/2002 - 5/2002 - 4/2001- 3/2001 - 2/2000 - 1/2000

 

Socios en Acción

Anterior
Contenido
Siguiente

CEPREDENAC: Diez años de bregar por la prevención de desastres
"Caminante no hay camino, se hace camino al andar." Antonio Machado Gerónimo J.Giusto-Robelo*

Hace dieciséis años el científico panameño Aristóteles Vergara realizaba estudios de postgrado en Suecia yaprovechó el interés mostrado por la Agencia de Cooperación Sueca (ASDI) en los procesos de cambios que se desarrollaban en Centroamérica para formular sus planteamientos sobre la necesidad y la importancia de promover el tema de la prevención de desastres en la región.

Amparado en su prestigio personal y en el respaldo institucional de la Universidad Tecnológica de Panamá, Vergara propuso a los cooperantes suecos organizar y desarrollar el Taller Regional sobre la Prevención de Desastres en América Central, el cual se desarrolló del 28 de setiembre al 2 de octubre de 1987, con la participación de tres representantes de instituciones científico-técnicas y de organismos de atención de emergencias de cada país centroamericano.

Este Taller Regional es el antecedente principal en los esfuerzos por constituir un organismo de coordinación regional para la prevención de desastres, que sentó la base que caracterizaría a CEPREDENAC hasta la fecha: una amplia participación institucional para el análisis de los problemas y capacidades comunes.

El resultado concreto del taller fue la creación del Centro para la Coordinación de la Prevención de Desastres Naturales en América Central (CEPREDENAC) como organización regional, pero sin personalidad jurídica, con sede en Panamá.

En 1988 CEPREDENAC fue responsable para el fortalecimiento de instituciones científicas y organizaciones de emergencia, canalizando fondos de donantes, sobre todo de Suecia, a los seis países participantes.

Cuatro años más tarde, CEPREDENAC evolucionó hasta tener un carácter institucional regional: En diciembre de 1991, los presidentes centroamericanos firmaron el acuerdo para la formación del Sistema de Integración Centroa-mericana (SICA), con eso se abría la posibilidad de alcanzar una "legalidad regional", la cual se empezó a perfilar el 29 de octubre de 1993, cuando los cancilleres centroamericanos firmaron el Convenio Constitutivo del CEPREDENAC, firma que fue avalada por los presidentes de la región y ratificada por los seis congresos legislativos en 1995.

De acuerdo a ese Convenio Constitutivo los objetivos del CEPREDENAC son: "promover y coordinar la cooperación internacional, el intercambio de información, experiencias, asesoría técnica y tecnología en materia de prevención a efectos de reducir los desastres naturales, y así contribuir al mejoramiento en la toma de decisiones sobre su planificación y manejo en beneficio del área centroamericana".

A diez años de haberse firmado el Convenio Constitutivo del CEPREDENAC, éste ha sido revisado y reformado, ahora -a la luz de las experiencias y lecciones aprendidas- el objetivo primordial del CEPREDENAC es "contribuir a la reducción de la vulnerabilidad y el impacto de los desastres, como parte integral del proceso de transformación y desarrollo sostenible de la región, en el marco del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), a través de la promoción, apoyo y desarrollo de políticas y medidas de prevención, mitigación, preparación y gestión de emergencias".

En el transcurso de estos diez años de vida institucional, CEPREDENAC ha contribuido a fortalecer los sistemas nacionales de prevención, atención y mitigación de desastres en todos los países de la región, ha estrechado vínculos técnicos, tecnológicos y científicos con entidades internacionales relacionadas al tema de la prevención de desastres, gestión de riesgo y disminución de vulnerabilidad.

Pero CEPREDENAC no se ha limitado al canalizar fondos externos. Una importante labor ha sido la promoción del tema de manejo del riesgo en el ámbito político-institucional. Para la promoción más amplia hacia la sociedad centroamericana, y más particularmente para aquellos pobladores situados en las zonas más expuestas, CEPREDENAC ha contado recientemente con la experiencia y el decidido apoyo, de la Estrategia Internacional para Reducción de Desastres EIRD, que ha permitido la realización de 2 radionovelas en 2 años seguidos, para concienciar acerca de los peligros de los huracanes, deslizamientos, erupciones volcánicas y de los terremotos.

En octubre de 1999, en el contexto de la XX Cumbre de Presidentes Centroamericanos, el proceso de promoción para la reducción del riesgo alcanzó el punto culminante de la década: la aprobación del Marco Estratégico para la Reducción de la Vulnerabilidad y los Desastres en Centroamérica, instrumento que colocó al tema prevención de desastres como "factor fundamental para el desarrollo" de la región.

De este enunciado se convencieron los gobernantes de la región tras las catástrofes provocadas por el huracán Mitch: 9,214 muertos, 12,842 heridos, 1,191,908 damnificados y más de 6,019 millones de dólares en pérdidas económicas.
A diez años de haberse oficializado la existencia del CEPREDENAC y cinco años de haber ocurrido el Mitch, los centroamericanos evaluaremos los avances en materia de prevención durante el Foro Regional Mitch + 5, que se realizará en Tegucigalpa, Honduras, del 9 al 11 de diciembre del 2003.

El Foro Regional Mitch + 5 pretende despertar la consciencia colectiva y refrescar la memoria de quienes de alguna manera vivieron esta trágica experiencia. Será la oportunidad que tendremos los centroamericanos de promover, renovar y fortalecer alianzas estratégicas socioeconómicas y culturales que nos conduzcan al fortalecimiento de una cultura de prevención.

Desde los sistemas nacionales de prevención, atención y mitigación de desastres de cada uno de los países centroamericanos que conforman CEPREDENAC, se insiste en la necesidad de transformar la mentalidad colectiva y reactiva de los ciudadanos, de los líderes políticos, de los gobernantes y de los cooperantes en torno al tema de la prevención de desastres, porque no hay mejor inversión que la prevención.

Todos los hombres y mujeres del CEPREDENAC y sus comisiones nacionales consideran que un riesgo ignorado es un riesgo potenciado y que los desastres erosionan los logros del desarrollo, por eso confiamos en que el Foro Mitch + 5 revitalizará la convicción de que sólo mediante una fuertemente arraigada cultura de prevención podremos aspirar a tener un verdadero desarrollo sostenible.

Este es un enfoque nuevo y novedoso, en donde el expertise está en construcción. La lucha es ingente, el camino es largo, pero no debemos olvidar las palabras del poeta español Antonio Machado: "Caminante no hay camino, se hace camino al andar".


* El autor es Secretario Ejecutivo del CEPREDENAC.
secretaria@cepredenac.org



Anterior
Contenido
Siguiente
  © ONU/EIRD