Estrategia Internacional para la Reducción de Desastres
Las Américas

Costa Rica

De HFA-Pedia

Image:Costa-rica-flag.jpg

Tabla de contenidos

Lo Nuevo


Declaración oficial por Dr. Marco Antonio Vargas Díaz, Ministro de Coordinación Institucional, Costa Rica, ante la II Sesión de la Plataforma Global para la Reducción del Riesgo de Desastres en junio 2009.

(Fuente: Declaración oficial del país ante la Plataforma Global 2009)

Informes Nacionales MAH

  • Informe Nacional Preliminar 2009-2011 (2010): Costa Rica
  • Informe Nacional 2006: no reportado
  • Informe Nacional 2005: no reportado

Plataforma Nacional

Costa Rica cuenta con una plataforma nacional para la gestión del riesgo constituida por un elaborado marco legal e institucional que incluye la Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias (CNE), el Plan Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias, y las instancias de coordinación que lo conforman.


La Plataforma Nacional de Costa Rica está integrada por:


Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias (CNE)

Dirección: Frente al Aeropuerto Tobías Bolaños, Pavas, San José, Costa Rica / Apartado Postal 5258-1000; San José

Tel:(+506-2) 220-0378 / 232-5252 / Fax: (+506-2) 296-5225

E-mail: comunicaciones@cne.go.cr

Sitio web: http://www.cne.go.cr


Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE)

Dirección: de la Corte Suprema de Justicia, 200 al este y 25 al sur, San Jose / Apdo. 10104, 1000, San José

Tel: (+506-2) 233-4533

Sitio web: http://www.minae.go.cr/


Ministerio de Salud

Dirección: Calle 16, Av. 6 y 8, detrás del Hospital San Juan de Dios, San José

Tel: (+506) 2-223-0333 / 8375-3389

E-mail: w_master@netsalud.sa.cr

Sitio web: http://www.netsalud.sa.cr/ms/index.htm


Instituto Mixto de Ayuda Social

Dirección: Barrio La California, 75 m al sur de la KFC en San Pedro

Tel: (+506-2) 257-9222

Sitio web: http://www.imas.go.cr


Ministerio de Seguridad Pública

Dirección: Barrio Córdoba, frente al Liceo José Maria Castro Madríz, San José

Tel: (+506-2) 227-4866

Sitio web: http://www.msp.go.cr


Ministerio de Obras Públicas y Transporte

Dirección: Costado oeste de la Plaza González Víquez, San José

Tel: (+506-2) 257-7798

Sitio web: http://www.mopt.go.cr


Ministerio de Vivienda y Asentamientos Humanos

Dirección: Calle 3, Av. 9, San José, Costa Rica

Tel:(+506-2) 202-7900 / Fax: (506-2) 202-7910

E-mail: info@mivah.co.cr

Sitio web: http://www.mivah.go.cr


Cruz Roja Costarricense

Persona de contacto: Dr. Miguel Carmona Jiménez; Presidente

Dirección: Benemérita Cruz Roja Costarricense, Calle 14 Avenida 8, San José, Costa Rica / Apartado Postal 1025-1000, San José

Tel: (+506-2) 233-7033/255-3761 / fax: (+506-2) 255-7628

E-mail: fedecruz@sol.racsa.co.cr bcrcsn@sol.racsa.co.cr

Sitio web: http://www.cruzroja.or.cr/


Costa Rica: Financiamiento de la Reducción del Riesgo de Desastres por la Plataforma Nacional

Buenas Prácticas de las Plataformas Nacionales para la Reducción de Desastres 2008 - Caso de Estudio: Costa Rica

Sistema Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias (SNPRAE) / Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias (CNE)

URL: http://www.cne.go.cr

Punto Focal MAH

Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias (CNE)

Dirección: Frente al Aeropuerto Tobías Bolaños, Pavas, San José, Costa Rica / Apartado Postal 5258-1000; San José, Costa Rica.

Tel:(+506) 2210-2828, 2220-0378, 2232-5252 (dirección ejecutivo) / Fax: (+506) 2296-5225

E-mail: comunicaciones@cne.go.cr

URL: http://www.cne.go.cr


Persona de contacto - punto focal MAH:

Vanessa Rosales, Presidenta

Tel: (+506) 2220-0378 / fax:(+506) 2296-5225

E-mail: presidencia@cne.go.cr


Persona de contacto alternativa / Punto focal técnico:

Marco Vinicio Saborío Mesén, Departamento de Cooperación Internacional

Tel: (+506) 2210-2828 (central) / fax:(+506) 2220-1000

E-mail: msaborio@cne.go.cr


Persona de contacto alternativa II

Carlos Picado, Departamento de Planificación

Tel: 00 (506) 2210-2811

E-mail: cpicado@cne.go.cr

Otros Contactos

Misión Permanente de la República de Costa Rica ante las Naciones Unidas en Ginebra

Jefa de la Misión Permanente:

Sra. Laura Thompson Chacón

Embajadora Extraordinaria y Plenipotenciaria

Representante Permanente

Dirección: Rue de Butini 11, 1202 Ginebra

Tel: +(41-22) 731-2587, Fax: +(41-22) 731-2069

E-mail: [mailto: mission.costa-rica@ties.itu.int mission.costa-rica@ties.itu.int]


Coordinación Sistema ONU

UNDG: UNCT Costa Rica


Coordinador Residente ONU

Ms. Luiza Carvalho (Apartir de: November 26, 2008)

Tel: (506)2296-1544 Ext. 2113 / Fax: (506)2296-1545

E-mail: luiza.carvalho@undp.org

URL: http://www.nu.or.cr/pnud/


Apoyo Inter-Agencial ONU

Sr. Leonardo Moreira, Oficial de Coordinación a.i.

Tel: +(506) 2296-1544 Ext. 122, Fax: (506) 2296-1125

E-mail: leonardo.moreira@undp.org


Sra. Sofia Torres, Asistente para la Coordinación

Tel: (506)2296-1444 Ext. 184

E-mail: sofia.torres@undp.org


Equipo de País ONU

Sr. José Manuel Hermida: Coordinador Resident ONU, Sistema PNUD

Sr. Carlos Samayoa: Representante, OPS/OMS

Sr. Jozef Merkx: Representante, UNHCR

Sra. Patricia Salgado: Representante Auxiliar, UNFPA

Sra. Seija Toro: Representante, UNICEF

Sr. Alan Jorge Bojanic: Representante, FAO

Sra. Ileana Ramirez: Coordinador de Programa, UN-HABITAT

Sr. José Pires: Representante Regional para América Central y México, OIM

Sr. Oscar Arango: Representante, OMM

Sr. Guillermo Ronderos: Concejal Regional, UPU

Sr. Virgilio Levaggi: Director Sub-Regional, OIT

Sr. Wolfgang Reuther: Representante para América Central, UNESCO

Sr. John Maresca: Rector, UPAZ

Sr. Elías Carranza: Director, ILANUD

Sra. Sofia Torres: Apoyo a la Coordinación, Sistema PNUD

Sr. Leonardo Moreira: Apoyo a la Coordinación, Sistema Naciones Unidas

Actualizado: 13 mayo, 2008; UNDG: UNCT Costa Rica


Otros

Centro de Coordinación para la Prevención de los Desastres Naturales en América Central (CEPREDENAC)

Persona de contacto: Lic. Daniel Gallardo Monje, Vice-President CEPREDENAC

Dirección: Frente al Aeropuerto Tobías Bolaños, Pavas, San José, Costa Rica

Tel: (+506-2) 210-2828 Ext 889 / Fax: (+506-2) 220-0667

E-mail: presidencia@cne.go.cr

URL: http://www.cepredenac.org/


Ministerio de Educación Pública (MEP)

Plan Nacional de Educación para la Reducción del Riesgo y los Desastres

Persona de contacto: Arq. Fernanado Ulloa Rodriguez, Coordinador General

Dirección: Edificio Rofas, 6to piso. Paseo Colon, San José, Apartado Postal 1156-2050, San Pedro de Montes de Oca, San José

Tel: (+506) 2-256 8352 / fax (+506) 2-256 8390

E-mail: fulloa@mep.go.cr

Perfil de País

Nombre: República de Costa Rica

Capital: San José

Fecha de independencia: 15 September 1821 (de España)

Población total: 4,016,173 (Julio 2005)

Área: 51,100 Km2

Densidad de población: 79 hab/Km2

Religiones: Católica romana, evangélica, protestante

Idioma(s): Español (Oficial), Inglés

Grupos étnicos: Blancos, negros, amerindios, chinos

Gobierno: República democrática

Moneda: Colón costarricense

Posición en el IDH: 47°


Descripción Geográfica:

Amenazas y Desastres:


Costa Rica está ubicada al centro del Istmo Centroamericano, entre las coordenadas geográficas 8° 02' 26" y los 11° 13' 12" al norte del Ecuador, y los 82° 33' 48" al oeste de Greenwich.

El territorio costarricense es una franja continental muy angosta: tiene apenas 464 Km. de distancia, en su porción más ancha, entre las costas del océano Pacífico y del mar Caribe. Se caracteriza por una historia geológica reciente, en constante evolución, frecuentemente afectada por fenómenos de tipo geológico (sismos y erupciones) y climático (huracanes, lluvias intensas, sequías y otros).

De sus características topográficas se destaca la existencia de tres cordilleras montañosas que atraviesan el país de un extremo al otro. Son terrenos de pendiente abrupta y una enorme cantidad de ríos, quebradas y acequias, que determinan una enorme densidad de caudales por área, y que recurrentemente exponen al país a eventos de inundaciones y deslizamientos.

En este entorno de fragilidad "natural", se desarrolla la sociedad costarricense, con circunstancias que evidencian una insuficiente conciencia de la situación. No se trata de desconocimiento o falta de información, pues el país ha hecho importantes logros en materia de investigación, registro y educación. En realidad, los eventos de desastre que se presentan obedecen más bien a la fuerte presión que se ejerce sobre el entorno ambiental. El país enfrenta prácticas humanas inadecuadas de uso de la tierra, con altas densidades de deforestación, de cultivos y ganadería en zonas no aptas, que en general son consecuencia de una estructura productiva con una base primaria altamente dependiente de la sobreexplotación del suelo. Se suma a ello un desarrollo urbano, comercial e industrial históricamente deficitario en su ordenamiento, a pesar de una legislación abundante y relativamente bien definida.

El desarrollo de una infraestructura de servicios públicos, de carreteras, escuelas, hospitales, entre otros, en zonas altamente amenazadas, a la larga se ha convertido en foco de atracción para el asentamiento de las poblaciones lo que, combinado con las presiones sobre el suelo para el desarrollo residencial y comercial, especialmente en el Valle Central –donde se encuentran las ciudades más importantes, incluida la capital –, contribuye a que las poblaciones más desfavorecidas se muevan a los sitios peligrosos, derivando en un aumento de la vulnerabilidad.

Como corolario a estos problemas, el desarrollo industrial y comercial ha favorecido también la presencia de actividades que implican el almacenaje, transporte y procesamiento de sustancias tóxicas y peligrosas, las cuales en circunstancias de mal manejo han ocasionado sucesos de emergencia, por fugas, accidentes o ruptura. En otros casos, los eventos críticos de la naturaleza tienen implicaciones asociadas a la presencia y mala disposición de estos elementos tecnológicos, con lo que las emergencias se vuelven más complejas. Todo esto constituye un escenario de riesgo que propicia las circunstancias para que recurrentemente ocurran situaciones de emergencia y desastre en el país.

Fuente de imagen: Terremoto en Costa Rica enero del 2009. http://4.bp.blogspot.com/_6H44A9g0z38/SWinmDw5EVI/AAAAAAAAAh0/BluApU3CAgs/s320/60.jpg

Parte institucional

El país cuenta con la Ley Nacional de Emergencia Nº 3414, de 1999, que explícitamente determina responsabilidades institucionales para la prevención y la atención de emergencias. Actualmente se tramita en la Asamblea Legislativa una modificación de la Ley para clarificar y ordenar los conceptos y las responsabilidades en materia de desastres. La Ley Nacional de Emergencias señala explícitamente a la Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias (CNE), como la responsable de elaborar el Plan Nacional sobre el tema, así como de constituir un Sistema Nacional que desarrolle las acciones. Sobre la base de este mandato y subordinado a las líneas del Plan Nacional de Desarrollo, se elaboró la estrategia nacional mediante el documento denominado: “Plan Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias”.



Fuente de Imagen: www.skyscraperlife.com


Adicionalmente, el país cuenta con otras leyes asociadas, tales como las de Salud, Ambiente, Código Municipal, Urbanismo, entre otras. También cuenta con reglamentos que asignan responsabilidades a diversas instituciones, que de una y otra forma tienen incidencia en este tema.


El Plan Nacional de Desarrollo “Víctor Manuel Sanabria M. 2002-2006” incorpora una serie de áreas temáticas relacionadas con la reducción del riesgo. En concreto, dentro del Plan el tema está subordinado a dos ejes: armonía con el ambiente y seguridad ciudadana.


En los últimos 10 años el país ha empezado a tener una reformulación en torno a los mecanismos de manejo de desastres. Se ha pasado del enfoque de atención de emergencias al de prevención. El cambio de Ley en el año 1999 ha permitido una incidencia mayor por parte de la CNE en la orientación a otras instituciones.


El país tiene una historia colmada de desastres. Por consecuencia del efecto de los sismos en una de las ciudades más importantes (Cartago), por Decreto Ejecutivo se tomó la decisión de prohibir las edificaciones con adobe (barro) desde el año 1910. En el año 1974 se promulgó el primer Código Sísmico y ha tenido actualizaciones en 1986 y 1999; en el 2004 también se realizó una nueva actualización. Además, el país, con el impulso de la CNE, ha desarrollado un sistema de alerta anticipada por inundación que opera para todas las cuencas del país con recurrencia anual de inundación.


La participación de la sociedad civil se desarrolla por medio de los comités de emergencia, en especial los comités locales y los comunales. Sin embargo, ésta se da por representación, es decir, en los comités se integran representantes de organizaciones consolidadas tanto del nivel local como comunal, con el fin de asegurar la capacidad de “movilización” de grupos humanos y de recursos por parte del comité. En la actualidad existen en el país 98 comités locales (con una cobertura de municipio) y cerca de 300 comités comunales.


La participación de las comunidades, incluso de familias particulares, se ha venido teniendo desde hace 15 años en el programa de vigilancia de cuencas, programa que recientemente, por las nuevas terminologías, se denominan “de alerta temprana”. Se trata de pobladores campesinos e indígenas que viven en los puntos medios y altos de los ríos, capacitados por la CNE para hacer vigilancia del nivel de los cauces (utilizando equipos de radio aportados por la misma institución), que informan a la Oficina de Comunicaciones y a los puestos de las partes bajas; esto permite tomar decisiones para el manejo de la población en caso de lluvias intensas. En algunos sitios del país, en especial en la vertiente atlántica, el período de lluvias se extiende hasta 11 meses al año, por lo que el riesgo de inundación es casi permanente. Actualmente, los puestos de vigilancia suman alrededor de 200 en todo el país; son atendidos en forma voluntaria y cubren más de 20 cuencas.


En términos de retos institucionales, la CNE se ha propuesto la meta de consolidar el Sistema Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias, asumiendo el papel conductor y rector en el tema de desastres. Por medio de la gestión coordinadora dentro del Sistema, busca convertir el concepto de gestión para la reducción del riesgo en un eje de política pública que opere en forma transversal en las políticas, programas e inversiones sectoriales e institucionales, a la vez que permita la generación de programas y actividades claramente identificadas de prevención de desastres.


Indicadores urbanos

Reseña estadística

  • Urbanización:
Población total: 4 millones
Población urbana: 60%
Población en asentamientos precarios de la población urbana: 13%
Tasa de crecimiento anual de población
Urbana: 4%
En asentamientos precarios: 4%
  • Indicadores de asentamientos precarios - % de población urbana con acceso a:
Suministro básico de agua: 98%
Saneamiento mejorado: 89%
Área suficiente para vivir: 100%
Estructuras durables: S/D

(Basado en estimaciones del 2001; ONU-Habitat)


Indicador 2030
Población total (miles) 5,795
Población urbana (miles) 4,277.4
Población en asentamientos precarios (miles) S/D
Población en áreas urbanas (% de población total) 73.8
Población en asentamientos precarios (% de la población urbana) S/D
Tasa de crecimiento anual de población urbana (%) S/D
Tasa de crecimiento anual de población en asentamientos precarios (%) S/D
Población con acceso a saneamiento básico / mejorado (% de la población urbana) S/D
Población con acceso al suministro básico de agua (% de la población urbana) S/D
Población con área suficiente para vivir (% de la población urbana) S/D
Población viviendo en estructuras durables (% de la población urbana) S/D
Población rural (miles) 1,517.6
Fuente: UN-Habitat – Los datos aquí presentados han sido extraídos de la base de datos mundial de ONU-Hábitat de indicadores urbanos.
Los datos se obtienen de diferentes fuentes y son basados en estimaciones para el año 2030.

Estudio de caso: Pago por los servicios de ecosistemas (PSE) en Costa Rica

En el programa de PSE de Costa Rica, los propietarios de terrenos forestales reciben una prima fija por la protección de sus bosques, a modo de compensación por los servicios medioambientales prestados. El sistema reconoce cuatro tipos de servicios: protección de cuencas, biodiversidad, mitigación de carbono y belleza paisajística/turismo. El sistema no valora los servicios reales prestados por zonas forestales concretas, sino que parte de la base de que todos los bosques prestan por término medio los mismos servicios y por tanto tienen derecho al mismo pago. Además, en la actualidad no se distingue entre zonas de alto o bajo riesgo de degradación forestal o deforestación. El hecho de que las solicitudes de adhesión al PSE por parte de los propietarios de los terrenos exceden en mucho la disponibilidad de fondos del programa indica que para algunos propietarios las primas recibidas a través del PSE son mucho más altas que los costes reales de oportunidad de la protección. Es probable que se pudiera aumentar la eficacia del PSE si los pagos se correspondiesen mejor con los costes de oportunidad y las amenazas, y si se delimitasen prioridades por zonas. Un enfoque menos estandardizado, sin embargo, podría complicar el sistema del PSE y aumentar los costes de investigación y administración.


En otros países de América Central ha resultado difícil establecer mecanismos de PSE a causa de perma¬nentes carencias institucionales, falta de tenencia legal de la tierra y gobernanza deficiente.

(Fuente: UNISDR; Informe Global 2009, Recuadro 6.12, p. 173)

Programas y Políticas

Cambio Climático


Compromisos y Metas Asumidos por el Gobierno de Costa Rica a Nivel Mundial (Avances y Retroceso):

Esto se desarrolla en el marco del cumplimiento de los Objetivos del Milenio y se demuestran a través de los indicadores:

Seguridad Alimentaria':

Subnutrición (%)5: Porcentaje de personas subnutridas en el total de la población. La subnutrición es el resultado de un consumo alimenticio insuficiente para mantener en forma continua los requerimientos dietéticos de energía. Según la OMS la necesidad diaria mínima, que tiene en cuenta las calorías necesarias para mantener el peso corporal desempeñando una actividad ligera, varía de un país a otro, pero es aproximadamente de 2.300 kilocalorías per cápita, según la edad, sexo y estatura media. Último dato disponible: 2002/2004; evolución desde 1990/1992.

Bajo peso al nacer (%) 7: Porcentaje de recién nacidos con un peso inferior a 2.500 gramos, con mediciones hechas durante las primeras horas de vida antes que la pérdida de peso postnatal sustancial haya ocurrido. Debido a cambios en la metodología de las fuentes la construcción de series de datos presenta problemas de comparabilidad. Último dato disponible: 1999/2006.

Malnutrición en menores de 5 años (%)5*: Porcentaje de niños menores de 5 años de edad cuyo peso por edad es menor que menos 2 de la desviación estándar de la mediana para la referencia de población internacional de edades 0 a 59 meses. La referencia de población adoptada por la OMS en 1983 está basada en niños de los Estados Unidos, que se asume están bien alimentados. Último dato disponible: 1999/2006; evolución desde 1990.

Educación:

Alfabetización 15-24 años (%) 97,6 Porcentaje de personas entre 15 y 24 años que pueden leer y escribir un enunciado sencillo sobre la vida cotidiana y efectuar cálculos matemáticos simples. Último dato disponible: 2000-2005; evolución desde 1990.

Niños que llegan a 5º grado (%) 86,6 : Porcentaje de los niños que inician la escuela primaria que llegan a quinto grado (cuarto grado si la duración de la escuela primaria es cuatro años). Último dato disponible: 2000/2005; evolución desde 1999.

Tasa de matriculación en enseñanza terciaria bruta (%) 25,3 Total de personas matriculadas en instituciones de enseñanza terciaria como porcentaje de la población perteneciente al grupo quinquenal de edad consecutivo a la edad de egreso del nivel de enseñanza secundaria. La educación terciaria normalmente requiere, como condición mínima de admisión, la finalización del nivel secundario de educación. Último dato disponible: 2004/2006; evolución desde 1991.


Información, Ciencia y Tecnología:

Usuarios de Internet por cada 1.000 personas 254,2 Personas con acceso a Internet cada 1.000 personas. (2001 - 2005) Último dato disponible: 2001/2005; evolución desde año con información más próximo a 1990. Computadoras personales por cada 1.000 personas 218,67 Último dato disponible: 2001/2005; evolución desde 1990. Líneas telefónicas por cada 1.000 personas 320,88 Líneas telefónicas que conectan el equipo del cliente con la red telefónica pública conmutada. Los datos se presentan para el país entero cada 1.000 personas. Último dato disponible: 2001/2005; evolución desde 1990.

Gasto en Tecnología de Información y Comunicaciones % del PBI 7,3 Gastos por adquisición de productos de tecnología de la información (gasto 'tangible' de productos de tecnología de la información comprados a otros por empresas, hogares, gobiernos e instituciones educativas), gastos por adaptación de programas, depreciación de capital y otros (gasto 'intangible') y gastos en telecomunicaciones y otros equipamientos de oficina asociados. Expresado como porcentaje del producto bruto interno (PBI). Último dato disponible: 2005; evolución desde 2000.

Gasto en investigación y desarrollo % del PBI 0,39 Gastos corrientes y de capital (públicos y privados) en actividades creativas sistemáticas realizadas con el propósito de aumentar el caudal de conocimiento, incluyendo el conocimiento de la humanidad, la cultura y la sociedad, y el uso del conocimiento para nuevas aplicaciones. Investigación y desarrollo (I+D) cubre la investigación básica, la investigación aplicada y el trabajo de desarrollo experimental. Expresado como porcentaje del producto bruto interno (PBI). Último dato disponible: 2000/2005; evolución desde 1996.


Gasto Público:

Gasto público en salud % del PBI (%) 5,08 Gasto en salud corriente y de capital imputable a los presupuestos gubernamentales (gobiernos centrales y locales), préstamos y subvenciones externas (incluyendo donaciones de organismos internacionales y organizaciones no gubernamentales) y a fondos de seguros de enfermedad, de carácter social u obligatorio. Expresado como porcentaje del producto bruto interno (PBI). Último dato disponible: 2001/2005; evolución desde 2000.

Gasto público en educación % del PBI (%) 4,92 Gasto público asignado a la educación pública más subsidios a la educación privada a nivel de enseñanza primaria, secundaria y terciaria. Expresado como porcentaje del producto bruto interno (PBI). Último dato disponible: 2001/2006; evolución desde 1991.

Servicios de deuda externa % del INB (%)3,17 Suma de los principales repagos y de los intereses pagados en moneda extranjera, bienes o servicios de deuda de largo plazo, intereses pagados de deuda de corto plazo y repagos al FMI. Expresado como porcentaje del ingreso nacional bruto (INB). Último dato 2004/2005; evolución desde 1990.

Medio Ambiente:

Población con acceso a saneamiento (%)92Porcentaje de la población total que tiene acceso a medios sanitarios de eliminación de excrementos humanos, en el hogar o a una distancia conveniente del mismo. Las instalaciones mejoradas van desde simples letrinas hasta inodoros. Para ser efectivas, las instalaciones deben de estar correctamente construidas y mantenidas. Último dato disponible: 2004; evolución desde 1990.

Población con acceso a fuentes de agua mejoradas (%)98* Porcentaje de la población con un acceso mejorado a cualquiera de los siguientes tipos de fuentes de agua potable: conexiones en la vivienda, fuentes públicas, pozos perforados, pozos excavados protegidos, manantiales protegidos y depósitos de agua de lluvia. Acceso mejorado se define como la disponibilidad de al menos 20 litros diarios por persona de una fuente situada a no más lejos de un kilómetro de la vivienda. Último dato disponible: 2004/2006; evolución desde 1990.

Salud:

Malaria casos por cada 1.000 personas: 0,2 Casos de malaria notificados a la OMS por los países en los que la malaria es endémica, cada 1.000 personas. Muchos países sólo informan acerca de casos confirmados en laboratorios, aunque muchos países del África Subsahariana también informan de los casos diagnosticados clínicamente. Último dato disponible: 2003; evolución desde 1990.

Tuberculosis casos por cada 100.000 personas: 17 Casos de tuberculosis notificados a la OMS, cada 100.000 personas. Se considera caso de tuberculosis a todo paciente con tuberculosis confirmada por un laboratorio bacteriológico o diagnosticada por un facultativo. Último dato disponible: 2005; evolución desde 1990.

Personas con VIH/SIDA 15-49 años, % 0,2 Porcentaje estimado de adultos entre 15 y 49 años de edad que viven con el VIH/SIDA. Último dato disponible: 2005, evolución desde 2001.

Mortalidad infantil por cada 1.000 nacidos vivos 11 Número de niños, por cada 1.000 nacidos vivos, que mueren antes de cumplir un año de edad. Último dato disponible: 2006; evolución desde 1990.

Mortalidad de menores de 5 años por cada 1.000 nacidos vivos: 12 Número de niños, por cada 1.000 nacidos vivos, que mueren antes de cumplir los 5 años de edad. Último dato disponible: 2006, evolución desde 1990.


>Salud Reproductiva Femenina

Partos atendidos por personal especializado (%)94 Porcentaje de partos atendidos por personal especializado (médicos, enfermeras, parteras y agentes de atención primaria de salud calificados o parteras tradicionales capacitadas). Último dato disponible: 2001/2006; evolución desde año con información más próximo a 1990.

Tasa de mortalidad materna estimada cada 100.000 nacidos vivos 30 Número anual de mujeres fallecidas por causas relacionadas con el embarazo y el parto por cada 100.000 nacidos vivos. Debido a cambios metodológicos en los modelos de estimación, los datos de 1995 y 2005 no son comparables. Último dato disponible: 2005. Uso de métodos anticonceptivos entre mujeres en pareja de 15 a 49 años (%)96* Porcentaje de mujeres en pareja entre 15 y 49 años de edad que utilizan métodos anticonceptivos habitualmente. Último dato disponible: 2001/2006; evolución desde 1990.

Brecha en alfabetización mujeres/hombres : 1,00 Relación entre las tasas de alfabetización de mujeres y hombres de 15 a 24 años de edad. Último dato disponible: 2000/2005; evolución desde 1990. Brecha en la tasa bruta de matriculación en enseñanza terciaria mujeres/hombres: 1,26* Relación entre las tasas brutas de matriculación en enseñanza terciaria de mujeres y hombres. Último dato disponible: 2000/2005; evolución desde 1991.


Genero y Educación :

Brecha en la tasa de actividad mujeres/hombres 0,6 Tasa de actividad económica femenina (proporción de la población femenina de 15 años o más que aporta, o se encuentra disponible para aportar, mano de obra para la producción de bienes y servicios) como porcentaje de la tasa de actividad masculina. Último dato disponible: 2005; evolución desde 1990.

Relación de ingresos estimados mujeres/hombres: 0,5 Relación de los ingresos estimados percibidos por las mujeres respecto a los ingresos estimados percibidos por los hombres. Debido a la falta de datos relativos a los ingresos desagregados por sexo, el PNUD realiza una estimación aproximada de los ingresos percibidos por hombres y mujeres a partir de datos sobre la relación entre el salario no agrícola de la mujer y el salario no agrícola del hombre, el porcentaje femenino y masculino de la población económicamente activa, la población femenina y masculina total y el PBI per cápita (paridad de poder adquisitivo en USD). Último dato disponible: 1991/2005.

Mujeres profesionales y técnicas % del total de puestos : 40 Porcentaje de puestos ocupados por mujeres definidos según la Clasificación Internacional Uniforme de Ocupaciones, que incluye profesionales de ciencias físicas, matemáticas y de ingeniería (y profesionales asociados), profesionales de ciencias biológicas y de la salud (y profesionales asociados), profesionales del ámbito docente (y profesionales asociados) y otros profesionales. Último dato disponible tomado de base de datos Laborsta OIT (marzo 2007), datos publicados en el Informe sobre Desarrollo Humano 2007/2008, PNUD.

Mujeres legisladoras, altas funcionarias y directivas % del total de puestos : 25 Porcentaje de puestos ocupados por mujeres, definidos según la Clasificación Internacional Uniforme de Ocupaciones y que incluye funciones de legisladoras, altas funcionarias gubernamentales, jefas y líderes tradicionales de aldeas, directivas de organizaciones con intereses especiales, gerentes, directivas y directoras ejecutivas de empresas, gerentes de departamentos de producción y operaciones y otros departamentos, así como directoras generales. Último dato disponible tomado de base de datos Laborsta OIT (marzo 2007), datos publicados en el Informe sobre Desarrollo Humano 2007/2008, PNUD.

Mujeres en puestos de decisión en el gobierno a nivel ministerial % del total de puestos: 25 Porcentaje de los cargos de decisión a nivel gubernamental ocupados por mujeres. Los datos fueron proporcionados por los estados, sobre la base de sus respectivas definiciones de funcionario ejecutivo nacional y por lo tanto, pueden incluir a mujeres ministras y vice-ministras y a las que ocupan otros cargos ministeriales, incluidas las secretarias parlamentarias. Último dato disponible: 2005; evolución desde 1995.

Mujeres en escaños parlamentarios % del total de escaños: 38,6 Porcentaje de escaños ocupados por mujeres en una cámara baja o única según corresponda. Último dato disponible: 2008; evolución desde 1997.


Pobreza:

Indice Gini 49,82003 Población que vive con menos de 1 usd por día (%) 3,32003 Población que vive con menos de 2 usd por día (%) 9,82003 Población por debajo la línea nacional de pobreza (%) 221992 Participación en el consumo/ingreso del quintil más pobre (%) 3,52003

(*) El dato corresponde a un año perí odo diferente al consignado en ladefinición del indicador.

Fuente:SOCIAL WATCH

Análisis del Progreso del País

El Informe Nacional indica que se mantiene gran avance en la organización de las instancias de coordinación del Sistema Nacional, pero el indicador nos permite establecer que se requiere mayor enlace e integración de las acciones, a través de la formulación del Plan Nacional de Gestión del Riesgos.

Existe el marco perfecto según nos señala el informe ya que el indicador brinda la certeza de que mantienen una plataforma de reducción de desastres bien comprometida e inmersa en el proceso, con conocimiento y políticas que le respaldan, solo falta la inversión economica.

Los recursos, que asignan del Presupuesto Nacional de la República al CNE, son insuficientes para atender las situaciones de emergencias mayores, esta falta de impulso económico debilita la gestión, dado que Costa Rica, mantiene múltiples amenazas que han de requerir acciones precisas con una inversión acorde a los planes establecidos.


.

Progreso en la implementación del MAH

Declaración oficial de país presentada a la Plataforma Global 2009:

  • Costa Rica - Dr. Marco Antonio Vargas Díaz, Ministro de Coordinación Institucional


El Plan Nacional de Desarrollo 2006-2010 propone específicamente evitar los asentamientos informales del país que en general se encuentran ubicados en sitios considerados de alto riesgo, ofreciendo alternativas a las poblaciones más vulnerables. Así mismo, el Plan Nacional de Inversiones Públicas 2009-2010 incluye la integración de variables que identifican la vulnerabilidad a los desastres y a los riesgos ambientales en los procesos de inversión pública.


Progreso MAH informado en 2007

MAH P1 - Velar por que la RRD sea una prioridad nacional y local con una sólida base institucional para su aplicación

Actualización de la Ley Nacional de Emergencias.
Incorporación del concepto y acciones estratégicos de la RRD en el Plan Nacional de Desarrollo y en los Planes sectoriales.
Designación de recursos financieros y la reorganización de la Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias (CNE) y del Plan institucional con enfoque en la prevención.


MAH P2 - Identificar, evaluar y monitorear los riesgos de desastres y mejorar las alertas tempranas

Desarrollo del equipo para el Sistema de Información de Emergencias (SIE), basado en tecnologías de sensores remotos, sistemas de información geográfica (SIG) y sistema de posicionamiento geográfico (GPS) para georeferenciar las amenazas naturales y tecnológicas.
Desarrollo y actualización de un SIG a nivel nacional, a escalas 1:50.000, 1:25.000 y 1:10.00
Sistema de alerta temprana y monitoreo mejorado para amenazas potenciales:
a) 8 sistemas y 300 nodos de radio;
b) acuerdos e implementación de protocolos con instituciones científicos;
c) 12 de las 32 cuencas del país bajo monitoreo para responder ante inundaciones


MAH P3 - Utilizar el conocimiento, la innovación y la educación para crear una cultura de seguridad y resiliencia a todo nivel

Lanzamiento del Plan Nacional de Educación sobre la Reducción del Riesgo de Desastres
Programa nacional de voluntariados que incluye actividades para la RRD


MAH P4 - Reducir los factores de riesgo subyacentes

Municipalidades participen activamente en la identificación de amenazas en el contexto del desarrollo de los planes de uso de suelos territoriales, con base normativo en las leyes municipales.
Están sujetos a inspecciones in situ para validar los datos sobre los riesgos tanto para evaluaciones de riesgo en áreas de emergencias recurrentes donde se requiere ajustes a las normativas sobre el desarrollo urbano.
Programas nacionales para el bienestar social y planes para la eliminación de pobreza en particular disponibles y habilitados que incluyen los objetivos y consideraciones para la RRD como resultado de los esfuerzos de la Plataforma Nacional de Costa Rica de promover el tema como prioridad para la agenda nacional.
Leyes y reglamentos relacionadas con el medio ambiente siendo implementados (como sobre el cambio climático)
Mecanismos de seguros para el riesgo considerados para la transferencia del riesgo relacionado con las inversiones y las infraestructuras públicas


MAH P5 - Fortalecer la preparación en caso de desastre a fin de asegurar una respuesta eficaz a todo nivel

Un nuevo edificio construido como centro de operaciones de emergencia
Fondos dedicados y disponibles para emergencias locales
Establecimiento de un sistema de llamadas de emergencia 9-1-1 para coordinar las operaciones de las instituciones de respuesta a emergencias


.

Progreso MAH informado en 2008

Objetivos Estrategicos

1. La integración más efectiva de las consideraciones del riesgo de desastres en las políticas, los planes y los programas del desarrollo sostenible a todo nivel, con especial énfasis en la prevención, la mitigación y la preparación ante desastres y la reducción de la vulnerabilidad.

Desarrollar el Sistema Nacional de Gestión de Riesgo:

Cambio de la Ley Nacional de Emergencia, que incluye una delimitación de la política nacional de gestión del riesgo. Incorporación del concepto y de acciones estratégicas relacionadas con el tema, en el Plan Nacional de Desarrollo y en los planes sectoriales.

  • Asignación de recursos financieros, en las instituciones, para el desarrollo de las actividades de gestión del riesgo.
  • Articulación de las instancias de coordinación que forman parte del Sistema Nacional.
  • Formulación del Plan Nacional de Gestión del riesgo.
  • Reorganización de la Comisión Nacional de Prevención de Riesgo y el Plan institucional con un enfoque mayor a la prevención.


A la CNE le han sido delegadas en el Plan Nacional de Desarrollo cuatro metas relacionadas con la GRD:

  • (a) establecimiento del Sistema Nacional de Gestión de Riesgos,
  • (b) el diseño e implementación del Plan Nacional de Gestión de Riesgos,
  • (c) el fortalecimiento de los sistemas de alerta temprana, y
  • (d) la atención de los temas de gestión de riesgos al nivel de las comunidades.


2. La creación y el fortalecimiento de instituciones, mecanismos y capacidades a todo nivel, en particular en el ámbito comunitario, que puedan contribuir de manera sistemática a aumentar la resiliencia ante las amenazas.

Dictar políticas, organización local y asesoría en materia de riesgo, en los procesos de educación, información, ordenamiento territorial y alerta temprana que contribuyan a reducir los factores de vulnerabilidad a desastres sobre la vida, los bienes y el ambiente.

  • Crear sistemas de alerta temprana en todo el territorio nacional y con participación de las comunidades beneficiarias y la comunidad científica nacional.
  • Crear Comités Regionales, Locales y Comunales de Emergencias, y los Comités Asesores Técnicospara fortalecer las capacidades locales y regionales para la atención de emergencias, bajo consideraciones de autonomía e independencia.
  • Información y Asesoría Técnica a Municipios sobre amenazas y factores de riesgo, capacitar y orientar a los municipios para que incorporen en los planes de ordenamiento territorial consideraciones sobre riesgo a desastre, con fuerte base y sustento técnico.
  • Crear Comités Asesores Técnicos, Redes Temáticas y Territoriales que reúnen a especialistas y científicos, según temas de especialidad, que investigan asesoran y orientan para las decisiones y la planificación en torno a problemas de riego, en los ámbitos local, regional y nacional.
  • El Gobierno de Costa Rica, con la coordinación de la CNE organiza comités en todo el país para la atención de desastres con diferentes niveles de cobertura. Los Comités de Emergencias se organizan en:
  • Comités Regionales de Emergencias (C.R.E.), que corresponden a las 9 regiones en que divide el país el Ministerio de Planificación.
  • Los Comités Locales de Emergencias (C.L.E.), los cuales tienen una cobertura geográfica similar al municipio, y
  • Los Comités Comunales de Emergencias (C.C.E.), que se constituyen para la autogestión comunitaria en las tareas relacionadas con la RRD.


3. En la fase de reconstrucción de las comunidades damnificadas, la incorporación sistemática de los criterios de la reducción del riesgo en el diseño y en la ejecución de los programas de preparación para situaciones de emergencia, de respuesta y de recuperación.

Construcción de obras de protección y desarrollo de iniciativas locales y comunitarias, así como la administración del proceso de reconstrucción, con el propósito de controlar los efectos de factores de amenaza y vulnerabilidad y reducir el riesgo de las poblaciones vulnerables a desastres.

  • Planes de reconstrucción que consideran elementos preventivos: Bajo declaratoria de emergencia se diseña el Plan General de Emergencia para la zona afectada, que define las obras, acciones e inversión a desarrollar por las instituciones del Estado. Por ley estas obras y acciones deben hacerse bajo condiciones que no reproduzcan la vulnerabilidad de la población ante nuevos eventos.
  • Proyectos comunitarios de prevención de desastres: Consiste en el aporte de insumos y materiales a comunidades vulnerables que se organizan para el desarrollo de proyectos de prevención, generalmente orientados a obras de pequeña escala.
  • Proyectos de Obras de Mitigación: Consiste en la ejecución de obras de mediana y pequeña escala de obras de protección para el control de amenazas en comunidades vulnerables.
  • Asegurar contra Riesgos la Infraestructura Pública: Promover la transferencia del riesgo en el desarrollo de la infraestructura y la inversión pública, mediante planes de aseguramiento de las obras. El Ministerio de Planificación y Política Económica (MIDEPLAN) adicionó la evaluación de riesgos de desastres al formato de propuestas de proyectos de inversiones nacionales. Esta mejora, junto con la evaluación ambiental, tiene gran potencial desde un punto de vista de planificación, para atender efectivamente la reducción de riesgos de desastres, y provee valiosos resultados estadísticos.
  • Medidas dictadas por Ley que obligan al diagnóstico y el control ambiental (Estudios de impacto ambiental) que tienen énfasis en la actividad constructiva y de producción.
  • Desarrollo de planes de ordenamiento territorial de uso del suelo (Planes Reguladores), a nivel de municipio, que empiezan a considerar la información de amenazas y el riesgo a desastres.


MAH Prioridades en el 2008

Prioridad de acción 1: Velar por que la RRD sea una prioridad nacional y local con una sólida base institucional para su aplicación

Indicador 1. Existen políticas y marcos nacionales, institucionales y jurídicos para la reducción del riesgo de desastres, con responsabilidades y capacidades descentralizadas a todo nivel

El Gobierno ha desarrollado e implementando las políticas y el marco institucional y jurídico para la Gestión de Riesgos de Desastres (GRD). Este define responsabilidades y capacidades al nivel central, regional y local. La Ley de Emergencias (Ley 8488) asigna recursos financieros exclusivos, controlados por la CNE, para ejecutar acciones para la reducción del riesgo de desastres, así como para la reconstrucción posdesastre, tanto a la escala nacional como local.


La Ley 8488 expandió las funciones y fortaleció la CNE. Con la coordinación de la CNE se debe desarrollar el Sistema Nacional de Gestión del Riesgo, que articula diversos actores para la ejecución de la política mediante instancias de coordinación, en el ámbito institucional (Sectores e instituciones), en el ámbito territorial (Comités de Emergencia regionales, municipales y comunales) y en el ámbito técnico y científico (Comités asesores, redes territoriales y redes temáticas).


Indicador 2. Hay recursos dedicados y adecuados para ejecutar acciones para la reducción del riesgo de desastres en todos los niveles administrativos

La Ley Nacional de Emergencias (Ley 8488) aporta recursos para la prevención y atención de Desastres: El Presupuesto Nacional asigna recursos y el 3% del superávit de las instituciones públicas anualmente pasa al Fondo Nacional de Emergencias para financiar labores de prevención y el desarrollo del Sistema Nacional, por parte de la CNE.


Bajo declaratoria de Emergencia las instituciones quedan autorizadas a trasladar sin permisos previos recursos de sus presupuestos al Fondo Nacional de Emergencia e igual son posibles los préstamos y donaciones para atender la emergencia. En tanto se mantienen en el Fondo, estos recursos pueden ser invertidos por la CNE para generar intereses que son destinados tanto a labores ordinarias de prevención como a la atención de emergencia.


Adicionalmente, la misma Ley establece la obligación de todas las instituciones, bajo la fiscalización de la Contraloría General de la República, de asignar anualmente recursos en sus presupuestos para las labores propias de cada una de las instituciones de prevención y de atención de emergencias.


Indicador 3. Se vela por la participación comunitaria y la descentralización a través de la delegación de autoridad y de recursos en el ámbito local

Se promueve la organización de comités de emergencia, en la actualidad hay una red de más de 400 comités comunales y 100 comités del ámbito municipal. El país está organizado en 9 regiones, establecidas por el Ministerio de Planificación Nacional, para las cuales en la actualidad hay 6 comités regionales de emergencia. La Ley 8488 faculta a la CNE para el uso de recursos del Fondo de Emergencias, para la atención de emergencias locales. Las municipalidades contribuyen en la identificación de las prioridades en la prevención. Las instituciones públicas asignan recursos dentro de sus presupuestos ordinarios para prevenir y atender emergencias, de acuerdo con su ámbito de responsabilidad.


Indicador 4. Está en funcionamiento una plataforma nacional multisectorial para la reducción del riesgo de desastres

El país cuenta con una plataforma nacional con representación multisectorial, establecida por ley: La Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias (CNE) es la entidad coordinadora y conductora de las acciones de gestión del riesgos de desastres (GRD), está adscrita a la Presidencia de la República, su Junta Directiva está integrada por ministros que ejercen como rectores en los sectores de Salud, Ambiente, Obras Públicas, Hacienda (Finanzas), Seguridad y Vivienda, así como los presidentes ejecutivos del Instituto del Instituto Mixto de Ayuda Social, el Instituto Nacional de Seguros y un representante de la Cruz Roja Costarricense.


De acuerdo con la Ley, la CNE debe articular y conducir el Sistema Nacional de Gestión del Riesgo, en un esquema de organización de figuras que se denominan “instancias de coordinación”, que permite la convocatoria en tres ejes o ámbitos de gestión: el sectorial e institucional, con comités sectoriales e institucionales, el territorial, con los comités de emergencia regionales, municipales y comunales y el científico técnico, con la organización de comités asesores técnicos, redes territoriales y temáticas. De acuerdo con la Ley de Emergencia, existen también los comités de seguimiento a los subsistemas de Preparativos de Respuesta, de Prevención y de Reconstrucción, responsables del seguimiento de la política en cada uno de los ámbitos de gestión del riesgo. Además, cada año la CNE convoca el “Foro Nacional de Gestión del Riesgo” en el que discute con todos los participantes en las instancias del Sistema, la política de gestión del riesgo.

Documentos Relacionados

Seguridad en Infraestructura Escolar: Readecuación de Escuelas en Centro América, caso Costa Rica

PRECA/OEA

Autor: Fernando Ulloa, Director de la Dirección de Infraestructura y Equipamiento Educativo (DIEE) del Ministerio de Educación Pública de Costa Rica


Informe sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) - Costa Rica

Plan Nacional para la Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias

GEO Costa Rica : Una perspectiva sobre el medio ambiente


[Plan Nacional de Educación para la Reducción del Riesgo y los Desastres]

Autor: Costa Rica. Ministerio de Educación Pública

San José; Ministerio de Educación Pública; 1999

Vínculos Web

Gobierno de Costa Rica

Prioridades Nacionales de Costa Rica según CEPREDENAC

Centro de Documentación para Desastres (CEDO)

PreventionWeb Perfil del país - Desastres por origen natural - Estadísticas y datos: Costa Rica (inglés)

EM-DAT Perfil del país - Desastres por origen natural: Costa Rica (inglés)

ReliefWeb Países y emergencias: Costa Rica (inglés)

  © ONU/EIRD