¿Está pura el agua?
experiencia #1

El astrónomo sueco André Celsius es el inventor del termómetro centígrado. Pero él no inventó nada; sólo decidió arbitrariamente que el punto de congelación del agua era el grado cero y que su temperatura de ebullición era el grado cien.
Para establecer esta escala, Celsius utilizó agua pura (es decir, sin sales minerales). Si no lo hubiera hecho así, ¿crees que los resultados hubieran sido los mismos?

Para saberlo haz este experimento
Pon a hervir el agua e introduce el termómetro.

Si el agua en ebullición estuviera pura su temperatura no pasaría de 100ºC, pero no sucede así pues las sales minerales que contiene el agua de la canilla elevan la temperatura de ebullición.

Ahora, pon a hervir agua con sal (una cucharada de sal por cada taza de agua).

Esta vez el termómetro indicará 102 103ºC. Si prolongas la ebullición la temperatura subirá a medida que se evapore el agua, e incluso podrá llegar a los 108ºC.

Durante estos experimentos es importante que el termómetro no toque el fondo de la cacerola, pues como ésta está en contacto directo con la fuente de calor, podrías obtener temperaturas demasiado altas e inclusive podría romperse el bulbo.
Los químicos suelen basarse en el punto de ebullición para determinar la pureza de un producto. Cada producto tiene su propio punto de ebullición, que permanece estable durante todo el tiempo que está hirviendo, excepto cuando el producto contiene impurezas.




Material necesario
Agua de la llave
Sal de mesa
Un termómetro de bulbo
Una cacerola