Estrategia Internacional para la Reducción de Desastres
América Latina y el Caribe  

Salud
Programa de Desastres en el Sector Salud

Los desastres son un problema de salud pública porque pueden provocar una gran cantidad de muertes, lesiones y enfermedades, afectar el comportamiento psicológico y social de las comunidades y dañar las instalaciones de salud, lo que pondría en serio riesgo la salud de la población. Los eventos adversos pueden también afectar el ambiente, aumentar el riesgo y provocar daños ambientales que pueden incrementar la morbilidad y la muerte. Algunos desastres pueden producir escasez de alimentos con las secuelas nutricionales del caso, así como grandes movimientos de población. Las consecuencias en la salud han sido siempre importantes y han merecido una especial atención a nivel nacional como regional y mundial.

En 1976, la Organización Panamericana de la Salud, a solicitud de los Ministros de Salud de las Américas, creó el Área de Preparativos para Situaciones de Emergencia y Socorro en Casos de Desastres, con el objetivo de apoyar las actividades del sector salud en las acciones de preparativos, respuesta y mitigación de desastres, así como el fortalecimiento de los programas nacionales para la reducción de desastres y su interacción con todos los sectores involucrados en ésta. En los últimos años, el enfoque se ha dado en la integración del sector salud a la gestión de riesgo y manejo de desastres, para lo cual los programas emprendidos buscan aumentar la capacidad de acción, respuesta pero sobre todo prevención al nivel sectorial. La visión de un trabajo conjunto con otros actores y el intercambio de experiencias con los responsables nacionales del manejo de desastres han sido una prioridad.

Para mayor información usted podrá dirigirse a la www.paho.org/desastres, donde encontrará información variada y técnica sobre desastres y salud.

  © ONU/EIRD