Estrategia Internacional para la Reducción de Desastres
Las Américas  

Revista EIRD Informa - Las Américas
Número:14-2007-13 -2006 -12/2006 - 11-/2005 - 10/2005 - 9/2004 - 8/2003 - 7/2003 - 6/2002 - 5/2002 - 4/2001- 3/2001 - 2/2000 - 1/2000
 

 

Editorial

Anterior
Contenido
Siguiente

Aprendamos a prevenir los desastres, una adaptación local para Maipú, Mendoza, Argentina

Este material tiene la intención de poner a disposición de la comunidad educativa y de niños y niñas de América Latina y el Caribe, una herramienta innovadora e interactiva para la gestión del riesgo”

Así comienzan los primeros párrafos de una nueva versión de la cartilla ¡Aprendamos a prevenir los desastres!, que ha sido producida en el municipio de Maipú, Mendoza, República Argentina. Respetando el diseño original, y la mayoría de los contenidos, se logró una adaptación, para ser utilizada por las escuelas de la comuna maipucina. El material original que acompaña a Riesgolandia, fue realizado por ONU/EIRD y UNICEF/TACRO con los aportes de varias personas e instituciones. Los responsables de esta nueva publicación son: Licda.Gloria Bratschi (supervisión de contenidos), Licda. Ana Sevilla (supervisión institucional por la Municipalidad de Maipú) y las ilustraciones para la adaptación son del dibujante e historietista Damián Pérez Santos.


En esta zona de la provincia de Mendoza, como en el resto de la región cuyana, el paisaje cotidiano tiene otras características de las que presenta la versión original del folleto. Existen ciertos íconos relacionados íntimamente con la idiosincrasia mendocina que debían ser colocados con fines didácticos, para que los niños mendocinos encontrasen su realidad cotidiana y conocieran también la de América desde el enfoque de gestión de riesgos. Esta relación con nuestro entorno influye también en los aspectos cognitivos y acciones de aprendizaje para la consolidación de una “cultura de la prevención de riesgos”, debido a que los destinatarios de este instrumento pedagógico tienen que identificar las amenazas de origen natural y tecnológicas con las cuales deben convivir habitualmente en esta región.

La educación formal en Mendoza puede ahora aplicar esta utilísima herramienta, que ha sido adaptada para una mejor comprensión de las amenazas naturales y tecnológicas cercanas, de modo que los alumnos desde pequeños incorporen los conocimientos y saberes necesarios que promuevan actitudes y conductas de reducción de la vulnerabilidad. La escuela es la institución que en forma sistemática puede formar ciudadanos comprometidos con la gestión del riesgo, educar para el desarrollo sostenible, facilitar la comprensión de las problemáticas ambientales y de los procesos que convierten a las amenazas naturales y antrópicas en desastres.

Para la adaptación de la cartilla, el equipo de trabajo se abocó al análisis del material original, aplicando las siguientes acciones: Transcodificación de la comunicación visual, bajo el criterio de “representación nativa”; inclusión de los íconos socioculturales, entorno paisajístico, flora, fauna y actividades humanas de la región; utilización pictórica de las tonalidades y policromía típica mendocina; consideración de los rasgos de la étnia local para una mejor identificación; combinación de las imágenes originales del folleto con las nuevas; obtención del equilibrio estético a los fines de no debilitar la intencionalidad latinoamericana de la publicación y se agregaron los riesgos que afectan a Maipú y a Mendoza en general, como el viento zonda y los aluviones, sumándolos a los ya enunciados en el folleto.

De este modo, la municipalidad de Maipú se hizo cargo de la publicación de los ejemplares que fueron entregados en acto público a supervisores y directores de las escuelas del departamento. Actualmente se está diseñando un curso de capacitación en gestión local de riesgos para la comunidad educativa del municipio, que será implementado a la brevedad.

Estos emprendimientos nacen de la adhesión al Marco de Acción de Hyogo y a los Objetivos de Desarrollo del Milenio, y como contribución a la campaña “La prevención de los desastres comienza en la escuela “, entendiendo también que la “educación para el desarrollo sostenible” es la que nos permitirá reducir nuestras vulnerabilidades y promover el interés y compromiso de las personas y todos los sectores de la sociedad en pos de una mejor calidad de vida ante una actitud sostenida que posibilite la mitigación de los riesgos de desastres.

Espec. Licda. Gloria Bratschi,
Consultora Internacional en Gestión del Riesgo
gloria_bratschi2003@yahoo.com.ar ;
gbrat@lanet.com.ar
Licda. Ana Sevilla, Gestión Institucional Municipalidad de Maipú, Mendoza, Argentina
anajapaz@yahoo.com.ar ;
ginstitucional@maipu.gov.ar


Anterior
Contenido
Siguiente

 

  © ONU/EIRD