Estrategia Internacional para la Reducción de Desastres
Las Américas  

Revista EIRD Informa - Las Américas
Número:14-2007-13 -2006 -12/2006 - 11-/2005 - 10/2005 - 9/2004 - 8/2003 - 7/2003 - 6/2002 - 5/2002 - 4/2001- 3/2001 - 2/2000 - 1/2000
 

 

Editorial

Anterior
Contenido
Siguiente

Desarrollo de una herramienta para la evaluación probabilística
de riesgo de desastres con énfasis en América Central

El primer taller regional que inicia el proceso Evaluación Probabilística de Riesgo de Desastres con énfasis en América Central (CAPRA por sus siglas en inglés) se llevó a cabo del 12 al 13 de febrero pasado en la ciudad de Managua, Nicaragua; convocado en forma conjunta por el Banco Mundial, CEPREDENAC y la ONU/ EIRD, unidad regional las Américas. Este proceso responde a las prioridades del Marco de Acción de Hyogo.

Funcionarios de las comisiones nacionales de CEPREDENAC, representantes de Ministerios de Finanzas, expertos de organizaciones técnicas vinculadas a la gestión del riesgo de desastres de cada uno de los países centroamericanos, junto a representantes de las instituciones que convocan y autoridades nacionales del país anfitrión, participaron en forma activa durante las dos jornadas del taller.

Existe un consenso generalizado por parte de los participantes del taller sobre la importancia y la utilidad de contar con una herramienta como la que propone el proceso CAPRA. En particular se subrayó el hecho que un estudio como el que persigue CAPRA no solo serviría para sensibilizar al sector de finanzas, sino también implicaría contar con una sólida herramienta de abogacía que ayude a argumentar y posicionar la relevancia de la reducción del riesgo de desastres frente a una gama amplia de actores y sectores ligados a los procesos de planificación y desarrollo de los países de la región.

Los participantes también llamaron la atención sobre la necesidad de que CAPRA se fundamente y construya a partir de la identificación y fortalecimiento de varias experiencias e iniciativas que se están desarrollando en la región. En ese sentido, se destacó que existe una buena oportunidad de aglutinar esfuerzos existentes alrededor del desarrollo de CAPRA, reconociendo que en muchos casos son las mismas contrapartes políticas y técnicas que están participando en iniciativas que contribuyen en mayor o menor medida al concepto que plantea CAPRA.

Relacionado con lo anterior, se reforzó la noción de que CAPRA no debe generar esfuerzos paralelos ni diluir experiencias existentes. Se hizo mención en varias oportunidades a los esfuerzos ya realizados en el marco del proyecto de Indicadores de Riesgo del BID, que cubren tres de los países contemplados por CAPRA. De la misma manera se mencionó al proyecto del Atlas de Amenazas y otras propuestas regionales que están desarrollándose dentro de las actividades que tiene en agenda CEPREDENAC, y que deberían ser “mapeadas” dentro de la estrategia de trabajo de CAPRA.

Se destacó la importancia del CEPREDENAC como un actor clave para articular los esfuerzos nacionales en el proceso CAPRA, al igual que se manifestó la preocupación por la forma en que los países se involucrarían en el proceso, mas allá de la fase particular de la colecta de datos. En particular, se puso el interrogante sobre la forma en que desarrolló el documento base sobre CAPRA, sin mediar una consulta con los países.

En esta instancia, los representantes del Banco Mundial y de la ONU/EIRD reforzaron la noción de que CAPRA es un proceso abierto a los países, y que el documento base es un borrador que debe ser fortalecido con los aportes del CEPREDENAC y los países. Asimismo, se reiteró que el proceso CAPRA justamente inicia con este taller en Managua junto a los actores nacionales e instituciones regionales relevantes.

Se plantearon reservas en cuanto al alcance del estudio. Se recomendó explorar la posibilidad de priorizar por sectores claves/estratégicos por país o criterios de infraestructura critica (escuela, agua y saneamiento, hospitales, etc.). En general, se mencionó la necesidad de hacer más explícito y más concreto los alcances que plantea el CAPRA en el texto del documento base, que todavía se presenta muy generalizado.

También se destacó que los plazos que plantea el documento base para la implementación del CAPRA son muy ambiciosos y deberían ser revisados y analizados a la luz de las realidades regionales.

Uno de las interrogantes que los organizadores del taller pusieron a consideración de los participantes fue el de la identificación de la institución depositaria de la base de datos que contempla el desarrollo de la herramienta probabilística. En este punto todos coincidieron que debería existir una institución por país (se desalentó la opción de una institución para toda la región), y que su identificación dependería del contexto institucional de cada país. El reto, en ese sentido, sería la articulación de protocolos para que la institución responsable pueda tener acceso a las distintas fuentes primarias de información que mantienen diferentes instituciones.

En cuanto a las contrapartes institucionales de CAPRA a nivel nacional hubo un consenso generalizado que las comisiones nacionales del CEPREDENAC y los Ministerios de Economía y Finanzas deberían ser los puntos focales naturales para el CAPRA. En ese sentido, se manifestó la importancia de desarrollar una buena estrategia de mercadeo de la propuesta frente al sector financiero del país, comenzando por hacer llegar la proposición a los niveles de toma de decisiones de los Ministerios de Economía y Finanzas de los países de la región.

Los representantes del Banco Mundial reconocieron la importancia de contar con consultores nacionales y dieron un respuesta positiva a esta inquietud planteaba por los participantes. En cuanto a los consultores nacionales, los participantes destacaron la importancia de apelar a recursos nacionales en la medida de que existan candidatos con el perfil deseado (y en su ausencia, invocar a candidatos de la región, dejando solo como última instancia a candidatos extra regionales).

Se propuso que una de las primeras actividades a llevar adelante por los consultores nacionales es un diagnóstico de la disponibilidad de información relevante para CAPRA en cada país.

Los organizadores del taller (Banco Mundial, CEPREDENAC y ONU/EIRD secretaría, Las Américas) se comprometieron a revisar y actualizar el documento base de manera que refleje las inquietudes que se plantearon en el taller de Managua, Nicaragua; asimismo, están trabajando en la nueva versión remozada para estar disponible a la brevedad.

La ONU/EIRD se compromete a mantener el espacio en su sitio Web donde todos los interesados pueden acceder a la información general sobre el proceso CAPRA y los resultados de los talleres ver en www.eird.org/esp/cdcapra/index.html


Anterior
Contenido
Siguiente

 

  © ONU/EIRD