Estrategia Internacional para la Reducción de Desastres
América Latina y el Caribe  

Revista EIRD Informa - América Latina y el Caribe
Número:13 -2006 -12/2006 - 11-/2005 - 10/2005 - 9/2004 - 8/2003 - 7/2003 - 6/2002 - 5/2002 - 4/2001- 3/2001 - 2/2000 - 1/2000

 

 

EIRD Global

Anterior
Contenido
Siguiente

La Campaña Mundial para la Reducción de Desastres   2005 está dirigida a reducir el riesgo mediante la utilización de herramientas de microfinanzas y redes de protección.

Este año, el tema del Día Internacional para la Reducción de Desastres y de la campaña de la EIRD, está dirigido a aumentar la resiliencia frente a los desastres utilizando las microfinanzas y las redes de protección. Nuestro objetivo es de doble vía: sensibilizar a las comunidades e instituciones sociales y financieras sobre su posible papel en la reducción del riesgo, y concientizar a los sectores encargados de la gestión de desastres y riesgos, sobre la utilidad de las herramientas financieras y redes de protección existentes, para reducir la vulnerabilidad de las poblaciones propensas a las amenazas.

Las amenazas representan el riesgo principal de los pobres y marginados, los cuales ya representan el sector más vulnerable de la sociedad; la destrucción de la propiedad y las fuentes de sustento refuerza su ciclo decadente de pobreza. Los recientes terremotos y el tsunami en el océano Índico, son un trágico ejemplo de la vulnerabilidad a los desastres y la forma en que las comunidades pueden verse reducidas a la pobreza más extrema en cuestión de horas.

El "Marco de Acción de Hyogo para 2005-2015: aumento   de la resiliencia de las naciones y comunidades ante los desastres" reconoce dentro de sus áreas prioritarias la reducción de los factores fundamentales del riesgo para construir un mundo más seguro e identificó una serie de medidas que contribuirán a reducir el impacto de las amenazas en las poblaciones pobres.

Para lograr los Objetivos de Desarrollo del Milenio y reducir la pobreza antes del 2015, debemos buscar mecanismos que funcionen, e implementarlos activamente.

El Marco de Acción de Hyogo recomienda:

  Fortalecer la implementación de los mecanismos de   redes sociales de protección para brindar asistencia a los pobres y otras poblaciones que resulten   afectadas por los desastres.

  Promover opciones de ingresos diversificados para las poblaciones en zonas de alto riesgo, con el fin de reducir su vulnerabilidad frente a las amenazas.

  Promover el desarrollo de mecanismos para   compartir el riesgo financiero, particularmente los seguros y reaseguros contra desastres.

  Fomentar el establecimiento de sociedades de trabajo público privadas, para que el sector privado pueda participar de mejor forma en las actividades de reducción del riesgo de desastres.

El microcrédito ha demostrado su valor en muchos países como arma para luchar contra la pobreza y el hambre. Con acceso al microcrédito, la gente con bajos ingresos pueden ganar más y protegerse mejor contra los reveses y las pérdidas inesperadas. En general, todavía no se han utilizado plenamente ni el microcrédito ni las microfinanzas como herramientas para reducir los impactos de los desastres, pero ciertas experiencias concretas en India y en Bangladesh han mostrado su potencial y han destacado la necesidad de explorar aún más estas oportunidades. De cierta forma, la utilización de las microfinanzas para la gestión del riesgo de desastres es todavía

Sálvano Briceño, director de la secretaría de la EIRD/ONU

"La inversión en la reducción del riesgo de desastres disminuye la vulnerabilidad de la gente frente a las amenazas y contribuye a romper el círculo vicioso de la pobreza.   Necesitamos lograr que la comunidad de las microfinanzas participe en un diálogo sobre la forma de reducir el impacto de las amenazas naturales en las poblaciones y sus fuentes de sustento".

"Las microfinanzas representan una exitosa herramienta para facultar a las mujeres a ayudar a reducir su pobreza y, por lo tanto , su   vulnerabilidad frente a los desastres".


Con el propósito de contribuir a la campaña, la EIRD:

  Exhortará a sus socios y a los expertos a revisar las redes de protección que estén disponibles para abordarla reducción de la vulnerabilidad y la pobreza y buscarnuevos y posibles mecanismos que puedan reducir el impacto de las amenazas existentes.

  Promoverá mesas redondas nacionales y locales coninstituciones microfinancieras, bancos comerciales,compañías aseguradoras, ONG, organizaciones debase y expertos en la reducción de desastres.

  Invitará a las plataformas nacionales para la reducción de desastres y otras contrapartes locales y nacionales a discutir y desarrollar programas de redes de protección social y económica para que los pobres incrementen su resiliencia, al igual que su capacidad de recuperarse después de un desastre.

  Recopilará buenas prácticas y experiencias: le invitamos a que nos envíen sus estudios de caso y experiencias para incluirlas en nuestros productos informativos y comunicados de prensa.   

  Invitará a las instancias decisorias y ONG involucradas en los esfuerzos de recuperación después del tsunami y los terremotos en el océano Índico a desarrollar sus capacidades para la reducción del riesgo de desastres a largo plazo. Por favor comparta con nosotros sus puntos de vista sobre la forma en que las microfinanzas y las redes de protección podrían constituirse en herramientas exitosas dentro del proceso de recuperación.

Año Internacional del Microcrédito

La Asamblea General de las Naciones Unidas nombró el 2005 como el Año Internacional del Microcrédito (resolución 53/197), aseverando que este representará una valiosa oportunidad para darle impulso a los programas de microfinanzas en todo el mundo.

El Fondo de las Naciones Unidas para el Desarrollo de Capital (UNCDF, por sus siglas en inglés) y el Departamento de las Naciones Unidas para Asuntos Económicos y Sociales (UNDESA, por sus siglas en inglés) se encuentran coordinando el Año Internacional y están organizando una serie de actividades en todo el mundo.   Para mayor información sobre esta campaña, por favor visite: http://www.yearofmicrocredit.org

Los cinco objetivos claves del Año Internacional están dirigidos a unir a los Estados miembros, agencias de la ONU y socios del sector microfinanciero. Con el fin de contribuir a lograr los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), el Año Internacional busca:

               Evaluar y promover los aportes de las microfinanzas y el

                   microcrédito a los ODM;

               Incrementar la concientización pública y la comprensión

                  sobre las microfinanzas y el microcrédito como partes

                   esenciales de la ecuación de desarrollo;

               Promover los sectores financieros inclusivos;

               Apoyar el acceso sostenible a los servicios financieros; y,

               Exhortar a la innovación y a nuevas sociedades de trabajo

                  mediante la promoción y el apoyo a la creación de alianzas

                  estratégicas de trabajo para establecer y ampliar la

                  difusión del microcrédito y las microfinanzas.

En el contexto del Año Internacional del Microcrédito 2005, la secretaría de la EIRD y sus instituciones socias desean estimular el debate y promover el diálogo sobre la forma en que las redes de protección, el microcrédito y los microseguros pueden contribuir a la reducción del riesgo de desastres.

Para ampliar la base del conocimiento y la innovación, exhortamos a aquellos candidatos con experiencia relevante y buenas prácticas relacionadas con las microfinanzas, la reducción de la pobreza, las redes de protección y la reducción de desastres, que soliciten su admisión al proceso de postulación del Premio Sasakawa 2005 para la Reducción de Desastres.  

La secretaría de la EIRD, en colaboración con otras agencias de la ONU y ONG que laboran en el campo de las microfinanzas, contribuirá al Año Internacional del Microcrédito mediante la organización de actividades en todo el mundo, las cuales culminarán con el Día Internacional para la Reducción de Desastres, a celebrarse el 12 de octubre del 2005.

Anterior
Contenido
Siguiente
  © ONU/EIRD