Estrategia Internacional para la Reducción de Desastres
América Latina y el Caribe  

Revista EIRD Informa - América Latina y el Caribe
Número:13 -2006 -12/2006 - 11-/2005 - 10/2005 - 9/2004 - 8/2003 - 7/2003 - 6/2002 - 5/2002 - 4/2001- 3/2001 - 2/2000 - 1/2000

 

 

Socios en acción

Anterior
Contenido
Siguiente

Los Círculos de Interés y el trabajo con los niños, niñas   y   jóvenes sobre la prevención de desastres

Este relato es la experiencia de Danais Milian Betancourt, niña de 11 años, que como parte de las actividades programadas para una Campaña Mundial para la Reducción de Desastres, participa en los Círculos de Interés de la Cruz Roja.

Me   sentí   alegre   al ser   seleccionada   para integrar   este   Círculo de Interés. Debo decirles   que   en   un inicio fue   por   embullo   pues me entusiasmaba   la   idea   de    poder usar alguno de los atributos que identifican a esta organización, en   especial   esa   llamativa   Cruz Roja, pero   creo que no solo fue eso   pues   ya   conocía   algo   de   la labor que esta organización   desarrolla.

Me   había llamado la atención al   verlos   actuar   en   actividades donde participan muchas personas y mucho más por la televisión en caso de   desastres y guerras y   por   ello puedo   decir   que   mi verdadera inclinación fue ese pedacito que llevamos todos adentro que nos incita a ayudar a los demás

Al comenzar   fui descubriendo   lo interesante de las clases que recibía, éstas las aprendía no solo con la explicación del maestro   sino   también   a   través   de   medios   audiovisuales,   maquetas, dibujos,   juegos participativos y   trabajos prácticos, los cuales después son comprobados.

Todo esto me fue motivando tanto a mí como al resto de mis compañeritos y   puedo decirles, que todos esperamos ansiosos ese día de la semana señalado para recibir   las clases y cuando regresamos a la escuela y a la casa, les transmitimos todo lo aprendido al resto del aula, familiares y vecinos.

Hemos podido aprender cosas importantes:

Su historia.

Los principios   que rigen   esta organización son; imparcialidad, carácter voluntario, universalidad, independencia, humanidad, neutralidad, unidad.

Cómo   reconocer y brindar los primeros auxilios, en casos de una herida, una fractura o una persona que se encuentre inconsciente.

Las medidas que debemos   adoptar para tratar a una persona enferma como serenidad, seguridad y rapidez.

El trabajo de prevención al trasladar a un enfermo para recibir atención médica y algo muy importante   que estas personas realizan su labor sin esperar recompensa.

Todos sabemos que la humanidad ha sido azotada por distintos desastres   que conducen a pérdidas   materiales y de   vidas.

Como parte de nuestra educación se nos enseña   de manera teórica y práctica acerca de   amenazas y peligros y las medidas   que orienta   la Defensa Civil   para protegernos nosotros mismos y proteger a los demás en caso de fenómenos naturales como huracanes, ciclones, tornados, inundaciones   y otros que nos afectan casi todos los años o provocados por el hombre, en casos de incendios, derrumbes accidentes químicos.

Conocemos   de   la vinculación   entre   todas   las   organizaciones que existen en el país, en estos casos puedo citar como ejemplo, que desde que se informa un ciclón   o sus fases de alerta, todas las fuerzas están en tensión   y trabajan muy unidas; pero esto no termina aquí sino que además   muchas se   incorporan   a   la fase recuperativa   para construir viviendas, restablecer el servicio eléctrico, de agua y teléfonos, y   todas las otras   cosas   que necesita una comunidad   para su normal desarrollo, evitando que nadie se sienta desamparado. Esto lo hemos visto   no   solo dentro   del país sino además hemos   enviado ayuda   a otras naciones afectadas y también las hemos recibido.

Profundizamos en el comportamiento   de los niños en   el   cuidado   del medio ambiente, playas y ríos, pues nuestro país se encuentra rodeado de agua. Visitamos   las casas de nuestra cuadra en la lucha contra vectores que nos puedan transmitir enfermedades   como el dengue.

Realizamos actividades con los Círculos de Abuelos, con los niños sin amparo filial e incluso   les llevamos ropa que ya no utilizamos ó confeccionamos juguetes para los más pequeños.

Relacionado con todos estos temas hacemos trabajos prácticos de manera   individual ó colectiva,   donde cada   niño aporta su gran imaginación,   pero considero que el trabajo en los Círculos de Interés   resulta fundamental para profundizar en estos temas y adquirir habilidades necesarias en nuestra formación.

Existen en todas las provincias del país   y conocemos algunos que están relacionados   de manera directa con los desastres como   son: Cruz Roja, Prevención de Incendios, Medio Ambiente y otros.

De manera personal, he tenido la posibilidad de realizar trabajos con el CLAMED a través de mis poesías y   he visto en las actividades los trabajos   que se realizan, en especial los de apoyo psicológico con ancianos, embarazadas, discapacitados, enfermos del SIDA ó cáncer, mediante   exposiciones, actuaciones, trasmitiendo sus experiencias donde ellos mismos pasan de ser personas necesitadas a protagonistas de una batalla por el bien, vuelven a sentirse útiles a la sociedad.

Los niños, niñas y adolescentes los he dejado aparte pues he hablado de lo que hacemos, pero sí quiero recalcar que, por el solo hecho de ser continuadores   de esta obra en el futuro,   debemos seguir preparándonos.

  Conclusiones:

     Los Círculos de Interés sobre desastres y emergencias son  

     una vía   importante en la educación de niños, niñas y  

     adolescentes.

  Resulta esencial el trabajo de preparación   sobre estos  

    temas de los niños, niñas y jóvenes para garantizar el futuro.

  Todos   podemos ayudar a evitar los   daños que provocan

     los desastres.

  Mediante cualquier expresión artística, deportiva, juegos u

    otras actividades podemos trabajar en la preparación   de

    nuestras propias familias y comunidades ó llevar ese

    mensaje de   esperanza que sirva de aliento a toda la

    humanidad.

Recomendación:

Recuerden que   la cara fea del mundo   también nos forja valores y nos prepara para la vida.

Antes de finalizar les quiero decir unas décimas de mi propia inspiración que tienen como objetivo enviar un mensaje a todos los niños del mundo.


Dueños de la esperanza

Una gran   red tejeremos niños de muchos países uniendo nuestras raíces al mundo protegeremos. Enlazados   cuidaremos a toda la humanidad de cualquier calamidad que pueda causarle daño escalando los peldaños que nos dan seguridad.

Cada infante guiará el bienestar del futuro por un sendero seguro pues preparado andará la vida hermosa será realidad se harán los sueños pues ante tan noble empeño seremos mucho mejor porque el que cultiva amor de la esperanza es el dueño.

Autora: Danais Milian Betancourt
Escuela primaria: Miguel de Cervantes Saavedra
Ciudad de la Habana
6to grado

 

Anterior
Contenido
Siguiente
  © ONU/EIRD