Estrategia Internacional para la Reducción de Desastres
América Latina y el Caribe  

Revista EIRD Informa - América Latina y el Caribe
Número:13 -2006 -12/2006 - 11-/2005 - 10/2005 - 9/2004 - 8/2003 - 7/2003 - 6/2002 - 5/2002 - 4/2001- 3/2001 - 2/2000 - 1/2000

 

 

Socios en acción

Anterior
Contenido
Siguiente

Filosofía solidaria y universal en materia de desastres

Aproximadamente   1.100 oficinas de Cruz Roja que existen en   México, Centro América y el Caribe, ratificaron en el mes de mayo de este año, a través de sus autoridades, el reto de promover el diálogo interno para obtener un mayor impacto a nivel de comunidades que viven en condiciones de vulnerabilidad, así como también, un abordaje integral capaz de contribuir a la reducción del riesgo a desastres.  

Este reto   es resultado de las decisiones asumidas por las cruces rojas en las Américas en 2003, que a su vez significaron para   el Secretariado de la Federación Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, a través de su Delegación Regional para México, Centro América y el Caribe, el desarrollo de nuevas iniciativas que hoy en día se convierten en experiencias positivas y buenas prácticas que merece la pena contar y compartir.

Dando eco a la experiencia acumulada en México y Centro América, la Federación Internacional de la Cruz Roja puso en marcha una iniciativa regional complementaria a las acciones de apoyo que emprende con las cruces rojas de la región.   El propósito de estas iniciativas de abordar acciones locales con visión global busca favorecer a la armonización de herramientas, metodologías y procesos en materia de desastres.

Los primeros resultados prácticos y actualmente en funcionamiento lo constituyen:

  El Centro Regional de Referencia en   Educación

   Comunitaria para desastres en Costa Rica

  El Centro Regional de Referencia en Preparación para

   Desastres en El Salvador

Ambos Centros Regionales habilitados en las respectivas cruces rojas y administrados por personal de Cruz Roja de los respectivos países operan bajo la filosofía solidaria y universal del movimiento de apoyo mutuo al servicio de todas las Sociedades Nacionales de la región. Se nutren del conocimiento y experiencias de otras cruces rojas y favorecen a los procesos de armonización de procedimientos. Lo dos Centros Regionales son una iniciativa de la Federación Internacional, quien es responsable de brindar el apoyo técnico necesario para su funcionamiento.

Como resultado práctico de lo anterior, el Programa de Educación Comunitaria para Desastres de la Cruz Roja ahora está más fortalecido que nunca, gracias al aporte del Centro Regional de Referencia en Educación Comunitaria y al que las cruces rojas de la región brindan a éste. El nivel de progreso alcanzado es significativo, desde su desarrollo, cuatro ejes estratégicos se están armonizando y articulando en la región:

    Programas de educación comunitaria para desastres

      dirigidos a los centros educativos

    Programas dirigidos a las familias

    Programas dirigidos a las comunidades

    Programas dirigidos a pequeñas empresas

Durante el 2004 la orientación estratégica se centró en consolidar la creación de este Centro y en la elaboración y validación de material educativo. Aproximadamente unas 52 validaciones a nivel de la región se realizaron con el aporte del 100% de las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja de México y Centro América y la elaboración de estos materiales educativos contó con el apoyo técnico de la Delegación Regional de la Federación Internacional.

El Centro Regional de Referencia con   Sede en la Cruz Roja Costarricense asumió a partir del 2005 un mayor liderazgo en el tema de servicios de educación comunitaria para desastres dirigido a apoyar las Sociedades Nacionales de Cruz Roja en México y Centro América. Para tal propósito   concentra sus esfuerzos en:

   1. Asegurar que se forme una sólida base de facilitadores de

      Cruz Roja en cada uno de los países de la región, para

      cada uno de los módulos que se han desarrollado.

  2. Fomentar intercambios de experiencias y mejores

      prácticas, así como, pasantías para asegurar una

      adecuada apropiación de la metodología participativa que  

      impulsa la Federación Internacional en cada módulo.

  3. Hacer esfuerzos por sistematizar las experiencias

       regionales, así como, el desarrollo de módulos interactivos

      para públicos con acceso a tecnología virtual.

  4. Profundizar el conocimiento existente en la región sobre

      buenas prácticas de alerta temprana de bajo costo que

      han resultado ser exitosas a nivel comunitario.

  5.   Ampliar el conocimiento sobre buenas prácticas en cuanto

      se refiere al abordaje comunitario sobre medios de

       subsistencia y su vinculación con el campo de la reducción

      de desastres.

  6.   Ampliar el grupo de socios estratégicos para que el Centro

      de Referencia pueda seguir creciendo de manera

      armónica en la región.

Como eje transversal de los procesos de formación se utiliza herramientas de análisis de vulnerabilidad y capacidad (AVC) adecuadas al tipo de vulnerabilidades y riesgos identificados.

Por su parte, la Delegación Regional de la Federación Internacional promueve que los programas de educación y preparación comunitaria para desastres contemplen seis componentes transversales, todos ellos integrando un enfoque de género:

  1. Alerta temprana

  2. Identificación de microproyectos de reducción del riesgo

  3. Enfoque AVC

  4. Enfoque hacia medios de subsistencia

  5. Planes comunitarios de respuesta y emergencia

  6. Brigadas comunitarias de primera respuesta y reducción

      del riesgo

Las actividades comunitarias dirigidas a poblaciones indígenas continúan ejecutándose a través de las propias Sociedades Nacionales de la Cruz Roja, sin embargo, la Federación Internacional a través de su Delegación Regional con sede en Panamá, sigue apoyando la adaptación de materiales, tal es el caso de la guía de primeros auxilios comunitarios que se está adaptando a dos idiomas mayas y   bajo la cosmovisión de ellos, así como una segunda adaptación de "Riesgolandia" a otra lengua y cosmovisión indígena Maya, todo esto, adicional a lo realizado en el 2004.

A la par que la Federación Internacional promueve esta iniciativa, el Centro Regional de Referencia en Costa Rica será capaz de sistematizar las lecciones aprendidas sobre el abordaje metodológico y educativo de la gestión comunitaria en materia de reducción del riesgo y desastres en el contexto cultural y lingüístico y de costumbres, cosmovisión y tradiciones de los pueblos indígenas.

Finalmente y no menos importante, para el 2007 se espera que el Centro Regional en Educación Comunitaria para Desastres haya alcanzado una experiencia importante para iniciar una estrategia más comprensible en materia del abordaje de la educación y preparación comunitaria para desastres en zonas urbanas y mega ciudades. El aprendizaje que se obtenga al respecto de este punto servirá de base para futuras acciones en el campo de la mitigación y la preparación.

Por su parte, el Centro Regional de Referencia en Preparación para Desastres,   recientemente creado y que tiene como sede El Salvador, tiene por objetivo apoyar   el proceso de armonización del sistema de preparación para desastres de las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja de México y Centro América, por ende, asegurar que el enfoque nacional esté acorde con el sistema regional y global.

El Centro Regional de Referencia en Preparación para Desastres en El Salvador, en estrecha coordinación con el Secretariado de la Federación Internacional de la Cruz Roja a través de la Delegación Regional en Panamá, aprovecha los recursos humanos y experiencia acumulada en los países de la región y en las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja para impulsar acciones tendentes a lograr:

Consolidar los Equipos Nacionales de Intervención en Desastres de Cruz Roja (ENI):

Para tal objetivo el Centro Regional contribuye a:

  1. Incorporar del concepto ENI dentro de las estrategias y

      planes de desarrollo de las Sociedades Nacionales.

  2. Diseñar un modelo de apoyo regional para la

      profesionalización, seguimiento y fortalecimiento del

      recurso humano que integran el sistema de respuesta

      (ENI) de las Sociedades Nacionales de Cruz Roja.

  3. Promover un proceso de apropiación y sistematización de

      procedimientos operativos estandarizados bajo la visión

      "de lo local a lo   nacional y de lo nacional a lo global".

  4. Desarrollar manuales de formación básica armonizada

      para los cursos ENI.

  5. Fomentar pasantías al Centro Regional de Referencia en

      Preparación para Desastres para contar con el aporte y  

      experiencia de otras Sociedades Nacionales de la región

      o para que éstas puedan aprender de los adelantos que

      éste Centro pueda ofrecer.

  6. Promover el intercambio de ENI en emergencias menores

       que no requieren de una operación internacional de

      socorros, pero que sirven de base para el fortalecimiento

      del apoyo mutuo entre Sociedades Nacionales de países

      vecinos.

Como parte fundamental de las acciones en materia de fortalecimiento de los equipos nacionales de respuesta este Centro Regional impulsará de manera permanente un enfoque que promueva participación equitativa en aspectos étnicos, de género, y consideraciones específicas para personas con necesidades especiales.

Consolidar el desarrollo e implementación de los planes nacionales de preparativos, emergencia y de contingencia:

Para tal efecto, siguiendo las guías que se acuerden dentro del sistema del Secretariado de la Federación, el Centro Regional apoyará a las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja en el proceso de desarrollo de sus respectivos planes y procurará garantizar que existan normas y procedimientos comunes que permitan asegurar:

  1. Identificación de las principales causas de los desastres en

      la región y en cada país,

  2. Identificación y análisis de las principales amenazas a las

      que está expuesto cada país,

  3. Análisis sobre los potenciales impactos que una amenaza

      puede generar en el país,

  4. Análisis del mandato institucional para el cumplimiento de

      sus acciones en materia de desastres,

  5. Consideraciones prácticas de lo local a lo nacional,

  6. Diseño y modelos de sistemas nacionales y comunitarios

      de alerta temprana y activación,

  7. Diseño y manejo del Centro de Operaciones de

      Emergencia adaptados a las características propias de

      cada Sociedad Nacional,

  8. Mecanismos de coordinación interna y externa,

  9. Sistematización de las guías de planes (emergencia,

      desastres, contingencia, entre otras denominaciones)

      previa identificación de las principales amenazas.

Consolidar COE: Para el desarrollo e implementación de Centros de Operaciones de Emergencia (COE) de Cruz Roja, el Centro Regional de Referencia en Preparación para Desastres apoyará a las Sociedades Nacionales de la región en la creación de éstos centros, partiendo de la realidad y contexto de cada Cruz Roja y procurando que los COE sean sencillos en cuanto a su funcionalidad y efectivos a la hora de implementarlos. Para tal efecto se espera:

  1. Elaborar con la participación de las Sociedades Nacionales

      procedimientos Operativos Estándar para el

     funcionamiento de los COE de Cruz Roja.

  2. Incluir dentro de los procedimientos un plan de

     contingencia en caso de que el COE nacional no pueda

      funcionar y que un desastre dañe las instalaciones de este.

  3. Desarrollar metodologías y materiales de capacitación en

     cuanto al funcionamiento de los COE de Cruz Roja,

  4. Contar con facilitadores en la región para procesos de

      capacitación entre países.

Para mayor información contactar a:
Xavier Castrellanos
ifrcpa90@ifrc.org
Delegación Regional de la Federación Internacional


Anterior
Contenido
Siguiente
  © ONU/EIRD