Estrategia Internacional para la Reducción de Desastres
América Latina y el Caribe  

Revista EIRD Informa - América Latina y el Caribe
Número:13 -2006 -12/2006 - 11-/2005 - 10/2005 - 9/2004 - 8/2003 - 7/2003 - 6/2002 - 5/2002 - 4/2001- 3/2001 - 2/2000 - 1/2000

 

Socios en Acción

Anterior
Contenido
Siguiente

Hacia la Conferencia Mundial para la Reducción de Desastres: Expertos en Latinoamérica preparan agenda en Mitigación de Desastres en Instalaciones de Salud y sobre Reducción de Vulnerabilidad en Sistemas de Agua Potable

Entre el 21 y el de 23 de abril del 2004 en Managua, Nicaragua, se llevaron a cabo los talleres latinoamericanos sobre Reducción de Vulnerabilidad en Establecimientos de Salud y sobre el Plan de Acción para contar con servicios de agua y saneamiento sostenibles en situaciones de desastres, con la participación de más de 100 expertos de 18 países de América Latina.

En el ámbito global, la Organización de las Naciones Unidas ha convocado a la Segunda Conferencia Mundial en Reducción de Desastres que se llevará a cabo en Kobe, Japón del 18 al 22 de enero del 2005. Para esto, el Área de Preparativos para Situaciones de Emergencia y Socorro en Casos de Desastre (PED) en coordinación con el Área de Tecnología y Prestación de Servicios de Salud (THS) de la Organización Panamericana de la Salud, la Estrategia Internacional para la Reducción de Desastres (EIRD-ONU), y con el auspicio de la Asociación de Entes Reguladores de Agua Potable y Saneamiento de las Américas (ADERASA), la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y el Centro Internacional de Agua Potable y Saneamiento (IRC) organizaron los encuentros.
Con el objetivo de establecer estrategias y elaborar recomendaciones para la ejecución sistemática de acciones de mitigación para el periodo 2005-2015 en los establecimientos de salud de Latinoamérica que puedan ser adoptadas por las autoridades nacionales y que orienten a los organismos internacionales y agencias de cooperación, se realizaron grupos de trabajo que condujeron a la formulación de recomendaciones iniciales sobre el tema.

Taller Mitigación de Desastres en Instalaciones de Salud

Aunque aún queda por resolver la creciente vulnerabilidad ante los desastres, en los últimos años, muchos países de la región han realizado actividades para reducir el riesgo en los establecimientos de salud. Para garantizar que esas acciones tengan repercusión en el largo plazo, se han desarrollado iniciativas y estrategias en la forma de guías técnicas, lineamientos de política y normas sectoriales y nacionales de diseño y construcción de establecimientos de salud.

Ha sido demostrado que aún los países con limitados recursos han sido capaces de implementar medidas de mitigación y se hace necesario examinar y difundir las experiencias exitosas y los problemas encontrados con el fin de acelerar los procesos y reducir los costos de oportunidad y financiamiento.

Como punto de partida, los participantes analizaron las recomendaciones de la Conferencia Internacional sobre mitigación de desastres en establecimientos de salud desarrollada en México en 1996 notando que el trabajo está aun pendiente de completar y que esfuerzos deben ser redoblados para garantizar que las instituciones de salud continúen funcionando después de impacto de un desastre.

A continuación se detallan algunas de las recomendaciones obtenidas en el taller:

• Se consideró imprescindible elevar a política de Estado la prevención y mitigación en establecimientos de salud que protejan la vida, inversión y función para toda obra nueva. Así como establecer programas de reforzamiento de las existentes ubicadas en zonas de alto riesgo y que se consideren de alta capacidad resolutiva, para el mediano plazo.

• Debe ser una medida generalizada en el establecimiento de redes funcionales de referencia y contrareferencia de pacientes por los beneficios que esto conlleva.

 

• Se consideró impulsar la certificación de establecimientos de atención a la salud como herramienta para lograr niveles óptimos de protección, fortaleciendo el ámbito local integrado a una red de servicios interinstitucionales.

• Las normas y códigos de construcción para edificaciones de salud deberían contemplar la protección de la función, principalmente de las áreas esenciales, y deberían existir mecanismos que garanticen su cumplimiento.

• Es necesario incluir el tema de mitigación de desastres en la formación de todos los nuevos profesionales.

• Se recomendó ubicar en la reunión de Kobe los aspectos de gobernabilidad, marcos políticos y responsabilidad, gestión del conocimiento en comunidades vulnerables, lecciones aprendidas (buenas y malas prácticas) y preparativos para la respuesta efectiva.

Taller Reducción de Vulnerabilidad en Sistemas de Agua Potable

Uno de los objetivos del taller fue elaborar un plan de acción para el periodo 2005-2015 que incorpore la reducción de vulnerabilidad en los sistemas nuevos y existentes de agua potable, para así complementar y dar sostenibilidad a las acciones que los distintos países están ejecutando, con el fin de alcanzar las Metas de Desarrollo del Milenio. Asimismo llevar una propuesta consolidada junto al sector salud para la Conferencia Mundial sobre Reducción de Desastres que la ONU ha convocado en Kobe, Japón, en enero del próximo año.

En este taller se evidenció que la tecnología existente, el estado del arte del conocimiento y las experiencias exitosas en el sector de agua y saneamiento en la región de las Américas, hacen posible para los países en desarrollo asegurar la disponibilidad de agua segura después de un desastre.

Sin embargo, es necesario que las autoridades del sector de agua y saneamiento conozcan y hagan un uso adecuado de estos recursos y experiencias, para así cambiar el paradigma de que resulta costoso proteger frente a desastres, estos servicios vitales para la protección de la salud y el desarrollo de los pueblos.

Asimismo, se dio un consenso entre los participantes sobre que en aquellas zonas expuestas a amenazas naturales, el no incluir la gestión del riesgo en las etapas de planeación y desarrollo de los servicios de agua, pondrá innecesariamente en riesgo a estos sistemas y hará inalcanzable una de las Metas de Desarrollo del Milenio que busca “para el 2015, reducir a la mitad la proporción de las personas que no cuentan con acceso sostenible a servicios de agua y saneamiento”.

A continuación se detallan algunas de las acciones incluidas en las conclusiones de este taller, que fueron identificadas como esenciales y posibles de realizar por los países de la región con base en las experiencias y conocimientos existentes, para lograr la sostenibilidad de estos servicios en zonas expuestas a amenazas naturales:

• El sector de agua y saneamiento debe ser convocado y participar en las plataformas nacionales y locales de gestión del riesgo.
• Las instituciones rectoras y reguladoras del sector de agua y saneamiento les corresponde elaborar un marco legal para la gestión y transferencia del riesgo.
• Las instituciones de agua potable necesitan contar con una instancia responsable de la gestión del riesgo y preparativos para casos de desastres.

• Los proyectos de agua y saneamiento, deben incluir el análisis de riesgo en los estudios de impacto ambiental.

Iniciativas sectoriales aseguran la sostenibilidad e impacto de la gestión integral del riesgo que realizan las autoridades nacionales y locales encargadas del tema.

Para mayor información puede ir a la siguiente dirección electrónica:
www.disaster-info.net/vulnerabilidad/
o escribir al siguiente correo:
pgomez@ecu.ops-oms.org

Día Interamericano del Agua 2004: “Agua y Desastres”

Como cada primer sábado de octubre desde 1992, este 2 de octubre se celebrará el “Día Interamericano del Agua” (DIAA) en toda la región de las Américas.

Este día que ha contado con el apoyo y auspicio de las siguientes instituciones: OPS/OMS, AID IS, CWWA, CEPAL, OEA y PNUMA, en esta oportunidad el tema será “Agua y Desastres”, tal como fuera el lema del Día Mundial del Agua celebrado el pasado 22 de marzo.

En la región de las Américas se ha acordado dar el énfasis en la importancia del agua para proteger la salud en situaciones de desastres y la necesidad de incorporar la gestión del riesgo en la prestación de estos servicios y los de salud en situaciones de desastres.

Todos los países están invitados desde ya a preparar la celebración de este día, de manera que el 2 de octubre ya se cosechen logros de las iniciativas que se den en torno a este día, que por su cercanía al Día Internacional para la Reducción de los Desastres (13 octubre 2004) podremos celebrar doblemente.

Mayor información la puede obtener en
http://www.cepis.ops-oms.org/cepis/e/bvsadiaa.php


Anterior
Contenido
Siguiente
  © ONU/EIRD