Estrategia Internacional para la Reducción de Desastres
Las Américas   

Revista EIRD Informa - América Latina y el Caribe
Número:13 -2006 -12/2006 - 11-/2005 - 10/2005 - 9/2004 - 8/2003 - 7/2003 - 6/2002 - 5/2002 - 4/2001- 3/2001 - 2/2000 - 1/2000

 

Socios en Acción

Anterior
Contenido
Siguiente

FEMICA: X Reunión de la Red Centroamericana por la descentralización y el fortalecimiento municipal


Como es ya una tradición para los gobiernos locales de Centroamérica, FEMICA organizó en el Hotel Casa Santo Domingo, en la ciudad de La Antigua Guatemala, del 21 al 24 de octubre del presente año, la X Reunión de la Red Centroamericana por la Descentralización y el Fortalecimiento Municipal. En esta ocasión el tema abordado fue "La Gestión Local de Riesgo: Un Reto para el Desarrollo de los Municipios de Centroamérica". La actividad se realizó gracias al auspicio conjunto del Banco Interamericano de Desarrollo, la Agencia para el Desarrollo Internacional de los Estados Unidos de América y la Agencia de Cooperación Técnica Alemana.

El auditorio estuvo conformado por un total de 180 personas, de las cuales la mayoría provenía del sector municipal, principalmente alcaldes, vicealcaldes, concejales o regidores, directores de unidades técnicas, presidentes y directores ejecutivos de asociaciones nacionales de municipios y otros funcionarios locales. Asimismo, se logró una alta participación de representantes de los programas y proyectos vinculados con el tema, que con el respaldo de la cooperación externa se ejecutan en apoyo de los municipios de la Región.

También participaron diputados de los organismos legislativos, funcionarios de los gobiernos centrales y entidades descentralizadas, miembros del sector académico e investigación, organizaciones privadas, organismos de cooperación multilateral, y organizaciones regionales. Además de representantes de los seis países centroamericanos, participaron expositores y asistentes de Venezuela, Colombia, Perú, Uruguay, Ecuador, Brasil, México, Suiza y Estados Unidos.

La Reunión cumplió con los objetivos perseguidos proveyendo a los miembros de la Red de:
a. Conceptos, información y métodos prácticos que les permitirán atender el riesgo que enfrenta el ámbito/ territorio municipal.
b. Apoyo a los participantes en la reflexión sobre la propia realidad de los municipios, sus recursos y posibilidades para promover un desarrollo seguro en su territorio.

Una rápida revisión de las exposiciones y comentarios desarrollados en las jornadas de trabajo, permite resaltar los aspectos siguientes:
• Si bien es cierto que la organización y capacitación son importantes en la gestión local de riesgo, es necesario que los gobiernos municipales asuman esta temática como parte sustancial de su gestión.
• Casi ningún alcalde municipal está preparado para enfrentar los grandes desafíos que traen consigo los desastres. En este sentido, es importante hacer simulaciones de desastres como un medio de aprendizaje sobre cómo asumir los retos que impone una tragedia.

Algunas experiencias han demostrado que la gestión integral del riesgo, que demanda una alta congruencia entre aspectos científico-tecnológicos y la voluntad y decisión político-administrativa del go-bierno local, debe incluir los aspectos siguientes:
(a) identificación de los riesgos, a través de instrumentos como mapas, planes de ordenamiento territorial y la incorporación del concepto de riesgo en planes y programas de educación formal y de divulgación pública;
(b) reducción del riesgo, a través de códigos de construcción y urbanización, reglamentos de uso del suelo incorporando el riesgo, planes de desarrollo y de ordenamiento territorial, obras de mitigación, tasa ambiental para captar recursos para obras de estabilidad, refuerzo de edificaciones esenciales vulnerables, etc.;
(c) manejo de desastres, para lo cual es importante disponer de un Plan Municipal de Emergencia y realizar frecuentemente ejercicios de simulación con todos los actores locales, preparar a los organismos operativos para la búsqueda y el rescate de personas y para la atención médica, realizar programas de reubicación de viviendas y de rehabilitación mediante el mejoramiento del entorno, etc.; y,
(d) transferencia del riesgo, para la protección financiera del municipio y ayudar a la población más pobre.

Las experiencias indican que los servicios públicos son los más afectados por los desastres naturales. En este sentido, los sistemas de agua y saneamiento deben ser vistos como parte integral del riesgo, lo que plantea los siguientes desafíos: (a) el asentamiento de poblaciones en zonas de riesgo obliga a que la infraestructura de estos servicios se encuentren expuestos a desastres; y, (b) la dotación de servicios básicos en zonas seguras constituyen una herramienta de ordenamiento territorial.

La gestión de riesgo es una estrategia del desarrollo municipal, toda vez que esta se refiere a un proceso social cuyo fin último es la reducción y el control permanente del riesgo en la sociedad en concordancia con, e integrada al logro de pautas de desarrollo humano, económico, ambiental y territorial sostenibles. Por consiguiente, la gestión de riesgo requiere de la existencia de sistemas o estructuras organizacionales e institucionales y no puede prescindir de la participación ciudadana.

Quedó suficientemente ilustrado que la reducción de la vulnerabilidad no ha sido, comúnmente, parte de la agenda o de las prioridades de gestión de las autoridades políticas, a pesar que la gestión de riesgo no es sólo asunto de científicos ni de participación ciudadana, sino más bien un asunto de gestión política, es decir, de gobernabilidad.

La reducción de la vulnerabilidad debe ser un objetivo explícito de la planificación del desarrollo. Sin embargo, esto demanda: (a) reformulación de la política, (b) actualizar la legislación, (c) concepción de un sistema de información, (d) fortalecimiento de la capacitación, (e) impulso a la participación ciudadana y, (f) implantación de una estrategia financiera.
La gestión de riesgo debe ser una estrategia de Estado y, como tal, debe involucrar al menos 4 políticas públicas: (a) identificación del riesgo, (b) reducción del riesgo, (c) manejo del desastre, y (d) transferencia del riesgo (que tiene que ver con la protección financiera).

Finalmente, y como parte de la programación de la actividad, se anunció el tema que será desarrollado en la XI Reunión de la Red Centroamericana por la Descentralización y el Fortalecimiento Municipal, a efectuarse en el 2004, que se denominará "Efectividad y Transparencia: Desafíos de los Gobiernos Locales".

Para la Federación de Municipios del Istmo Centroamericano es altamente satisfactorio haber alcanzado exitosamente los objetivos trazados y contribuir de esta manera al desarrollo y fortalecimiento del municipalismo en la Región.



Anterior
Contenido
Siguiente
  © ONU/EIRD