Estrategia Internacional para la Reducción de Desastres
América Latina y el Caribe  

Revista EIRD Informa - América Latina y el Caribe
Número:13 -2006 -12/2006 - 11-/2005 - 10/2005 - 9/2004 - 8/2003 - 7/2003 - 6/2002 - 5/2002 - 4/2001- 3/2001 - 2/2000 - 1/2000

 

Socios en Acción

Anterior
Contenido
Siguiente

Viviendas saludables para la reconstrucción de El Salvador

Jorge J. Jenkins, Asesor en Salud Ambiental,
OPS El Salvador
jjenkins@els.ops-oms.org

Los terremotos de los meses de enero y febrero de 2001 en El Salvador dejaron 149,528 casas destruidas y 185,338 dañadas, principalmente en el ámbito rural. La mayor parte de los daños se debió a que muchas viviendas estaban localizadas en áreas vulnerables a deslizamientos, y los materiales de construcción eran inadecuados para resistir los sismos. Gracias a que los terremotos ocurrieron en horas de la mañana solamente se tuvo 1,159 muertes y 8,122 heridos, cifra relativamente moderada si se compara con otros sismos de la región.

En la tarea de la reconstrucción el modelo de vivienda es de mucha importancia. La Organización Panamericana de la Salud ha desarrollado la aplicación del concepto de Vivienda Saludable (VIVISAL), construyendo dos prototipos en el Municipio de Zaragoza, Departamento de La Libertad. El prototipo ha sido aceptado por los campesinos damnificados y por el Gobierno de El Salvador como el adecuado para la reconstrucción en el sector rural.  Algunas de las características de la VIVISAL son las siguientes:

  1. Es de bajo costo y estructura resistente a los sismos.
  2. Es de rápida construcción, posibilitando el aporte activo del trabajo de las familias beneficiarias.
  3. Se ubica en áreas de reducida vulnerabilidad.
  4. Incorpora como parte indispensable un módulo sanitario (9 mts2) que contiene los artefactos básicos de saneamiento: letrina, ducha, lavamanos/lavatrastos con depósito de agua, pozo perforado manualmente, tanque de almacenamiento de 5,000 litros de agua, bomba de agua manual, basurero, cocina tipo LORENA y alacena. Las ventanas de la vivienda tienen malla para evitar moscas y mosquitos.
  5. Ha sido validada por campesinos salvadoreños que la prefieren a otros modelos en el mercado.
  6. La VIVISAL tiene separación de los dormitorios de la pareja, de los hijos varones y de las hijas mujeres.
  7. Como parte integral de la VIVISAL se tiene un programa de educación sanitaria.
  8. El concepto VIVISAL hace hincapié en la calidad del entorno de la vivienda, promoviendo las áreas verdes, la utilización del agua de lluvia, el control no químico de vectores, el establecimiento del huerto familiar, la reducción de los riesgos ambientales y otras acciones de protección ambiental.
  9. La VIVISAL se fundamenta sobre el concepto de equidad de género, favoreciendo el desarrollo de alternativas que liberan las ataduras de la mujer y de los niños en el acarreo del agua, la eliminación de las basuras, el corte de leña para cocinar y otros aspectos que resultan en mayor tiempo disponible para la educación y el desarrollo de otras actividades productivas en el hogar.

Este tipo de vivienda representa una oportunidad para mejorar en forma permanente las condiciones de vida de las familias rurales, estableciendo un espacio seguro y saludable en el que las propias familias participan en la construcción y mantenimiento de sus casas y en la promoción de conductas saludables.


Anterior
Contenido
Siguiente
  © ONU/EIRD