Estrategia Internacional para la Reducción de Desastres
América Latina y el Caribe  

Revista EIRD Informa - América Latina y el Caribe
Número:13 -2006 -12/2006 - 11-/2005 - 10/2005 - 9/2004 - 8/2003 - 7/2003 - 6/2002 - 5/2002 - 4/2001- 3/2001 - 2/2000 - 1/2000

 

Desastres en la Región

Anterior
Contenido
Siguiente

Niños y Jóvenes


Introducción

En este último semestre del año 2000, en general, la región de América Latina y el Caribe no se vió fuertemente afectada por fenómenos de origen hidrometeorológicos, volcánicos, sismológicos, ambientales o tecnológicos; que generaran en devastadores desastres.

Por tal motivo, vamos a utilizar parte de la sección Desastres en la Región para ofrecerles los siguientes artículos, que son consecuentes con el tema de la Campaña de la EIRD: “Reducción de desastres, educación y juventud” y que van dirigidos a niños y jóvenes; escrito de una manera didáctica para que puedan ser utilizarlos por los docentes como material educativo en las escuelas.

 

Cómo ayudar a sus niños después de un desastre
Información tomada del web site de la Agencia Federal para Manejo de Desastres de los Estados Unidos de Norteamérica (FEMA) en su sitio FEMA KIDS http://www.fema.gov/library/e_child.htm

Los niños que experimentan un evento traumático antes de que ellos tengan 11 años, tienen tres veces más probabilidades de desarrollar síntomas sicológicos que aquellos que vivieron su primer trauma siendo adolecentes o adultos. Pero los niños pueden superar mejor una situación de este tipo si los padres, amigos, familia, maestros y otros adultos, apoyan y los ayudan con sus experiencias. La ayuda debe comenzar lo más pronto posible después de la ocurrencia del evento.

Es importante recordar que algunos niños nunca pueden mostrar angustia porque ellos no se sienten perturbados, mientras que otros no dan evidencia de angustia durante semanas e incluso meses y otros niños no muestran cambios de conducta sin embargo, pueden necesitar ayuda.


Luego de ocurrir un desastre, es posible que observe un cambio en el comportamiento de sus hijos. Estas son reacciones normales y por lo general duran poco tiempo. A continuación proveemos una lista de problemas que usted podría notar en sus hijos después de un desastre:

  • Perturbación por la pérdida de su juguete favorito, que los adultos podrían considerar insignificante, para el niño es muy importante.
  • Un cambio de ser callado y obediente por ruidoso y agresivo o de lejanía y asustado. Se disgusta con facilidad y se pone lloroso.
  • Temor excesivo a la oscuridad, a la separación o a estar solos; así como pesadillas por la noche, miedo a que el evento vuelva a ocurrir y se asustan con el viento, lluvia o ruidos fuertes.
  • Pérdida de confianza en los adultos, después de todo ellos no pudieron controlar el desastre.
  • Regresiones como orinarse en la cama, chupar dedo.
  • Apego excesivo a los padres, miedo a las personas desconocidas.
  • Sentimiento de culpabilidad, creen que ellos causaron el desastre por algo que dijeron o habían hecho.
  • Presentan síntomas de enfermedades como dolores de cabeza, vómito o fiebre.
  • Preocupación por el lugar donde ellos y su familia vivirán.
  • Falta de deseos de ir a la escuela
  • Cambios en los hábitos de comer o dormir

Algunas cosas que podrían ayudar a sus hijos son:

  • Abrace y acaricie a sus hijos.
  • Provea información clara y concisa sobre el desastre.
  • Haga que sus niños hablen sobre sus sentimientos, enseñarles a usar palabras que los expresen como feliz, triste, enfadado y asustado y sea honesto al compartir los sentimientos suyos con ellos.
  • Comparta más tiempo con ellos a la hora de acostarse.
  • Explicarles que el desastres no ocurrió por culpa de ellos.
  • Restablesca un itinerario para comidas, juegos, descanso y trabajo.
  • Manténgalos ocupados con tareas que los haga sentirse útiles en ayudar a la familia a recuperarse del desastre.
  • Asegúrese que sus hijos sepan qué hacer si escuchan una alarma de fuego o sirenas de advertencia en su comunidad.
  • Reconozca y recompense el comportamiento responsable.
  • Permítales dormir con la luz encendida por un tiempo después de ocurrido el desastre.
  • No minimizar el evento ocurrido.
  • Entienda que los niños sufrirán la pérdida de juguetes, ropa y otros artículos favoritos.

Actividades para los niños:

  • Animar a los niños para que dibujen o pinten cuadros de cómo ellos se sienten y sobre sus experiencias. Colgarlos a una altura adecuada para que el niño lo pueda ver fácilmente.
  • Escribir una historia del aterrador evento. Usted podría empezar con:
  • Había un __________ terrible una vez y nos asustó _________. Esto es lo que pasó:___________. Esté seguro de finalizar con: “Y nosotros estamos ahora seguros”.
  • Jugar con plasticina, es muy bueno para aflojar la tensión.
  • La música es divertida y valiosa para los niños, ponerlos a crear instrumentos o juegos de rítmos.
  • Darles ropa de grandes como sombreros, zapatos, etc. así ellos juegan a “el vestido” o “estar a cargo” y pueden ser adultos manejando la recuperación del desastre.
  • Confeccionar títeres con ellos y montar una obra recreando alguna etapa del desastre.
  • Leer historias con los niños sobre los desastres.

Está información fue elaborada por Beryl Cheal, an educator with
Disaster Training International, P.O. Box 30144 Seattle, WA 98103
(206) 781-0701


 

Volcanes
Autora: Jaquelina Michienzi-Senior Meteorologist The Weather Channel Latinamerica

El mundo de los volcanes es interesante, cautivamente, fascinante, curioso pero temerario a la vez. Introducirnos a él, ayudará a despertar nuestra mayor compresión, respeto, admiracion y a su vez disipar los miedos y mitos. A continuación se brinda una gama de información que puede ser compartida por niños y adultos como material preventivo y educativo, a través de videos, fotos y folletos ilustrativos.

¿Qué es un volcán? Es una elevación en la superficie de laTierra que a través del cual el magma, gases asociados y ceniza erupcionan; también es la forma o estructura (usualmente cónica) que es producida por el material ejectado. La palabra “volcán” proviene de Vulcan quien era el dios romaño del fuego.

Estructura de un volcán
Se compone principalmente de:

  • Una cámara magmática que se sitúa varios kilómetros en el subsuelo. Se estima que tiene grandes dimensiones y que es la responsable de los colapsos, no de todos, de la estructura del cono de muchos volcanes al quedar la cámara casi vacía al expulsar todo su contenido hacia la superficie, entonces el volcán pierde estabilidad y parte se hunde bajo su propio peso.
  • Una chimenea es el conducto de acceso por donde el magma asciende hacia la superficie.
  • Un cono es la parte visibile de un volcán y formado por la superposición de todos los materiales volcánicos expulsados por la chimenea a través de muchas erupciones y de los años. Se sabe cuando un volcán es jóven porque el cono se encuentra en perfecto estado; mientras que cuando el cono se encuentra destruido a causa de fenómenos atmosféricos como: la lluvia, el viento y el efecto de los glaciares. Volcanes con conos muy destruidos han vuelto a erupcionar después de muchos años de inactividad.
  • Un cráter es el orificio de expulsión del magma y se encuentra en la parte superior del volcán. El cráter puede tener desde pocos cientos a varios kilómetros de diámetro. Cuando el cono de un volcán colapsa este forma un cráter más ancho que pasa a llamarse caldera.


¿Qué efectos ocasiona la ceniza volcánica en la salud?

Uno de los peligros volcánicos es la expulsión de ceniza, entre otros elementos. Vale la pena conocer algo de ella, para saber y no asustarnos a lo que nos podemos exponer si estamos en un área afectada, ya sea como habitantes de un lugar o si nos convertimos en turistas de una zona expuesta.

  • Dependiendo de sus componentes, la ceniza volcáncia es muy perjudicial para la salud humana.
  • La inahalación de la ceniza puede provocar el empeoramiento de enfermedades pulmonares, asma, silicosis por exposición prolongada al aire libre.
  • Puede provocar trastornos gastrointestinales por la ingestión de agua contaminada con fluor y posiblemente con metales pesados como arsénico, mercurio,etc. o por la ingestión de alimentos contaminados; por lo que se recomienda que los depósitos de agua y alimentos que se elaboran y consuman al aire libre deben ser cubiertos.
  • Puede causar daños oculares, como conjuntivitis y abrasiones en la córnea.
  • Como los gases retenidos en las cenizas se liberan lentamente, pueden provocar problemas respiratorios y asfixia, sobre todo en las zonas donde la ceniza es importante. Las más afectadas serían las personas que padezcan de problemas respiratorios o alergias.
  • Los que acampan deben tener precaución porque las cenizas pueden transportar ciertos elementos contaminantes al ser disueltos en las aguas de los ríos y manantiales, como por ejemplo: el cloro y los sulfatos, que por su alta capacidad de disolución, son los más propensos a generar esta contaminación.
  • Con el fin de prevenir inconvenientes derivados de problemas gastrointestinales y respiratorios, siempre hay que tener a mano un BOTIQUIN con los siguientes elementos:

    - Sales rehidratantes (3 sobres por niño).
    - Antipiréticos y analgésicos, para niños y adultos.
    - Buscapina, para los cólicos.
    - Antihistamínicos, para las alergias.
    - Vendas elásticas.
    - Alcohol antiséptico.
    - Algodón.
    - Un frasco de vaselina.
    - Un termómetro.
    - Un rollo de gasa estéril.
    - Antiácidos.
    - Curitas.
    - Un frasco de suero fisiológico por persona.
    - Un frasco de gotas para los ojos.
    - Un frasco de gotas para los oídos.
    - Medicamentos recetados para asmáticos, hipertensos y enfermos cardiácos.
    - Suficientes mascarillas.
    - Desinfectante para la piel.

Una muy buena pregunta:
¿Qué debemos hacer antes-durante y después de una erupción volcánica?

Consejos previos:
...Prepararse mentalmente para evitar situacines de miedo y pánico.
...Si una erupción es anticipada no hay que perder la calma.
...Mantenerse informado sobre el desarrollo del fenómeno a través de autoridades oficiales y personal científico.

Antes de una erupción:
...Siempre disponer consigo una mascarilla o pañuelo para cubrir la boca.
...Conocer las rutas de evacuación.
...Los depósitos de agua deben ser cubiertos para evitar la contaminación.
...Proteger ventanas por la posible rotura de ellas ya que pueden caer piedras. Para protegerse dentro del hogar, los lugares más seguros son los cuartos interiores.
...Cubrir con cinta adhesiva las rendijas de puertas y ventanas para impedir que la ceniza se introduzca.
...Alejarse de los valles y quebradas próximos al volcán para evitar los posibles flujos de lodo.
...Artículos que siempre se deben mantener en reserva: suficiente agua potable, alimentos no perecederos y enlatados para los próximos 8 días, botiquín de primeros auxilios, filtros para agua, vajilla desechable, linternas y velas.

Durante la erupción:
...Reunirse con la familia en un lugar seguro y prestar especial atención a niños, personas de tercera de edad y aquellas que están delicadas de salud.
...Mientras se desarrolla la erupción, mantenerse bajo techo y salir cuando la atmósfera se encuentre limpia.
...Utilice las mascarillas para respirar. También puede ser usados toallas o pañuelos humedecidos con agua.
...Proteger los oídos y ojos si el ambiente se ha contaminado.
...En caso de registrarse una abundante caída de ceniza no conducir el vehículo para evitar accidentes por la oscuridad acentuada.
...Si es sorprendido dentro del auto por la lluvia de ceniza, se debe permanecer en él con las ventanas y puertas cerradas. En el caso de poder transitar hacerlo lentamente para evitar levantar la ceniza.

Después de la erupción:
...Mantenerse informado hasta que las autoridades anuncien que la actividad volcánica haya cesado.
...Si se observa la obstrucción de alcantarillas o del represamiento de quebradas o ríos, aléjese de esos lugares e inmediatamente comunicarlo a las autoridades pertinentes.
...Si la vivienda está en una zona de riesgo de flujos de lodo es conveniente retirarse a lugares altos; además es oportuno reforzar las puertas, ventanas bajas y paredes vulnerables con el fin de evitar la penetración del lodo en las construcciones.


Con un lindo mapa de América para colorear, podemos ubicar algunos volcanes de Latinoamérica, como por ejemplo en:

México:
Popocatepetl 19N 98W
Colima 19N 103W
Tacana 15N 92W

Guatemala
Pacaya 14.22N 90.36W
Fuego 14.28N 90.52W
Acatenango 14.30N 90.52W

Nicaragua
Cerro Negro 12.30N 86.46W
San Cristóbal 12.42N 87.00W
Masaya 11.59N 86.09W

Costa Rica
Turrialba 10.01N 83.46W
Poás. 10.12N 85.09W
Miravalles. 10.44N 85.09W

Panamá
Barú 08.48N 82.33W
La Yeguada 08.31N 80.54W

El Salvador
Ylopango 13.40N 89.03W
San Miguel 13.25N 88.16W
Santa Ana 13.51N 89.37W

Colombia
Galeras 01.13N 77.22W
Huila 02.55N 76.03W
Ruíz 04.53N 75.19W

Ecuador
Guagua Pichincha 00.10S 78.35W
Tunguragua 01.28S 78.26W
Cotopaxi 00.40S 78.26W

Perú
El Misti 16 S 71.24W
Yucamane 17 S 70 W

Chile
Lonquimay 38.22 S 71.34 W
Llaima 38.41 S 71.43 W
Osorno 41.06 S 72.29 W
Hudson 45.54 S 72.58 W
Llullaillaco 24.43 S 68.31 W

Argentina
Aracar 24.16S 67.46W

Referencias y bibliografía
Instituto Geofísico-Escuela Politécnica Nacinal de Quito-Ecuador.
World Map of Volcanoes and Principal Aeronautical Features and Brochure by Thomas J. Casadevall and Theodore B. Thompson (U.S. Department of the Interior; U.S. Geological Survey). USGS
Ecuadorciencia.
Enciclopedia Británica.

Para mayor información contactar a:
Jaquelina Michienzi, Senior Meteorologist- The Weather Channel Latinoamerica, TWCLA
Jmichienzi@weather.com
www.weather.com/espanol


Anterior
Contenido
Siguiente
  © ONU/EIRD