Estrategia Internacional para la Reducción de Desastres
Las Américas   

Revista EIRD Informa - América Latina y el Caribe
Número:13 -2006 -12/2006 - 11-/2005 - 10/2005 - 9/2004 - 8/2003 - 7/2003 - 6/2002 - 5/2002 - 4/2001- 3/2001 - 2/2000 - 1/2000

EIRD Global

Anterior
Contenido
Siguiente

Plataformas Nacionales para la Reducción de Desastres

Tal y como se mencionó en el Marco para la Acción de Hyogo, la participación nacional, como eslabón básico en la cooperación subregional e internacional para la reducción de desastres, es un factor crítico para el éxito de la Estrategia Internacional para la Reducción de Desastres de las Naciones Unidas (EIRD-ONU). En ese marco, uno de los objetivos principales de la EIRD es el desarrollo de mecanismos nacionales con una evidente composición multisectorial, que tengan como objetivo reducir el riesgo de los desastres. Estos mecanismos son manifestaciones concretas de la voluntad política y del reconocimiento institucional de la reducción de los riesgos de los desastres, y demostrando que es un tema relevante para el interés nacional. Para poder ser eficaces, estos mecanismos denominados en forma general como “plataformas nacionales” -también conocidos como “sistemas nacionales”- deben establecerse mediante un proceso participativo que incluya perspectivas y acciones multisectoriales.

Una plataforma nacional para la reducción de desastres se puede definir como un mecanismo nacional – que adopta la forma de sistema, foro, comité, red, etc.- que aborda los objetivos de la reducción del riesgo de desastres mediante un proceso coordinado y participativo de ideas y acciones. El proceso que llevan a cabo las plataformas nacionales abarca el análisis de la situación, la formulación de políticas y planes de acción, y la implementación, monitoreo y revisión habitual de las actividades para la reducción de desastres. El énfasis de este proceso es la gestión del progreso hacia los objetivos de la reducción de los desastres y no necesariamente la producción de un “plan” como producto final.

Las plataformas nacionales pueden servir de herramientas para la toma informada de decisiones, brindando un marco de trabajo para un análisis sistemático y el compromiso con aquellas acciones prioritarias entre diferentes sectores y territorios. Para lograrlo, se institucionalizan los procesos de consulta, negociación, mediación y el establecimiento del consenso sobre temas sociales prioritarios donde los intereses difieren.

Estas a su vez, facultan a los países a abordar problemas sociales, económicos y ecológicos interrelacionados, al contribuir al desarrollo de las capacidades, establecer procedimientos y marcos legislativos, asignar racionalmente recursos limitados, y presentar un cronograma de las acciones a llevarse a cabo. Los países se pueden beneficiar en forma sustancial con el desarrollo de una efectiva plataforma nacional tanto directa -como resultado de la reducción del riesgo de desastres- como indirectamente -del proceso en sí.

Cada país necesita determinar por sí mismo la mejor forma de abordar el establecimiento e implementación de su plataforma nacional, dependiendo de las circunstancias prevalecientes en términos económicos, sociales y ecológicos. En la mayoría de los casos, las plataformas nacionales se desarrollarán en un contexto de mecanismos y procesos ya existentes. El fortalecimiento, realineación o redirección de las estructuras presentes, permitirán el desarrollo de las capacidades de forma más eficiente y efectiva. Los grupos o comités nacionales existentes para reducir los desastres también tendrán la oportunidad de incrementar su acceso a otros órganos relevantes en los ámbitos nacional, regional y mundial, al igual que verán fortalecidos sus vínculos.

Mas allá de la modalidad organizativa que adopte una plataforma nacional, el valor agregado de su funcionamiento está dado por su composición multisectorial e interdisciplina-ria. La plataforma debe convocar no solo a los actores del sector público nacional, sino también a los distintos segmentos de la sociedad civil, las ONGs, el sector privado, el sector académico y los medios de comunicación. De la misma manera, las plataformas nacionales deben ser flexibles. La dinámica de las situaciones nacionales, principalmente en términos de los factores políticos y económicos, también requieren que las plataformas nacionales respondan ante el cambio y sean adaptables.

Es improbable encontrar una plataforma nacional que desde su inicio se establece con una composición ideal en términos de sus integrantes. De allí que es válido hablar del proceso “desarrollo y fortalecimiento” de las plataformas haciendo explícita referencia a su característica de evolutiva. Las plataformas generalmente se inician con un núcleo pequeño de instituciones con mayor compromiso con el tema de la reducción de desastres, y bajo el liderazgo de una de ellas. En su evolución, la plataforma va sumando otros actores y grupos de interés que ven en la plataforma una herramienta representativa y concreta para transmitir sus perspectivas y desarrollar sus iniciativas.

El valor agregado de las plataformas nacionales debe ser evidente para todos los participantes. La reducción del riesgo de los desastres todavía depende, en gran medida, del compromiso de las autoridades del sector público. Para tener acceso a componentes esenciales como la voluntad política, y compromiso para la asignación de recursos por parte de los líderes nacionales, las plataformas nacionales deberán demostrar su valor tanto en forma política como económica. Las opiniones de los expertos y académicos, al igual que de las principales organizaciones de desarrollo son esenciales, pero no suficientes para estimular la gran cantidad de recursos y energía que se requieren para realizar el funcionamiento efectivo y la sostenibilidad de las plataformas. De allí que un ingrediente básico en una plataforma nacional es la participación activa y comprometida de los principales actores del sector público con responsabilidad en la reducción de desastres.

Entre los objetivos de una plataforma nacional figuran:

• Incrementar la colaboración entre los grupos nacionales involucrados en la reducción de desastres;
• Identificar prioridades y vacíos en la implementación de la agenda nacional de reducción del riesgo
• Monitorear el avance en los esfuerzos de reducción del riesgo a través del establecimiento de indicadores y objetivos de corto, mediano y largo plazo
• Aumentar el conocimiento y el intercambio de las experiencias nacionales en los ámbitos regional e internacional;
• Credibilidad entre diversas instituciones y grupos de interés
• Compatibilizar los objetivos de desarrollo económico de corto plazo con aquellos de reducción de la vulnerabilidad a los desastres naturales de mediano y largo plazo
• Seguimiento en el ámbito nacional de la implementación de la EIRD

La secretaría de la EIRD, en coordinación con otras agencias de la ONU (en particular el PNUD) y organizaciones regionales relevantes, promueven en forma activa el desarro-llo y el fortalecimiento de las plataformas nacionales. Como parte de los esfuerzos, la secretaría del EIRD ha producido un documento de trabajo denominado “Principios Guía: Plataformas Nacionales para la Reducción de Desastres”. Este documento que puede ser consultado en español en el sitio web de la www.eird.org.

Las Naciones Unidas y las Plataformas Nacionales para la Reducción de Desastres

En 1999, en su resolución 1999/63 el Consejo Económico y Social “hace un llamado a todos los gobiernos para mantener y fortalecer las plataformas nacionales y multisectoriales para la reducción de los desastres naturales ya establecidas, con el fin de lograr las metas y objetivos del desarrollo sostenible, con la plena utilización de los mecanismos técnicos y científicos. Le incumbe a cada gobierno decidir sobre la forma y estructura de la plataforma multisectorial en su propio país. Debido al gran éxito de los comités y puntos focales nacionales durante el Decenio en una gran cantidad e países, el Secretario General exhorta firmemente a los gobiernos a tomar las medidas necesarias para implementar esta petición”.

Posteriormente, en el párrafo 7 de su resolución 54/219, la Asamblea General “le hace un llamado a los gobiernos a continuar cooperando y coordinando sus esfuerzos con el Secretario General y el Subsecretario General para Asuntos Humanitarios, los sistemas de las Naciones Unidas, las organizaciones no gubernamentales y otros socios, como fuese apropiado, para implementar y desarrollar una amplia estrategia para maximizar la cooperación internacional en el campo de los desastres naturales (…)”.

Desde su lanzamiento en el 2000, la Estrategia Internacional para la Reducción de Desastres ha puesto especial interés en promover el concepto de plataformas nacionales para la reducción de desastres, teniendo como antecedente inmediato la buena experiencia relacionada con los comités y puntos focales establecidos durante el Decenio Internacional para la Reducción de Desastres Naturales, DIRDN (1991-2000)

Recientemente, el Marco de Acción de Hyogo se refiere a las plataformas nacionales y hace un llamado a la formación y fortalecimiento de mecanismos nacionales integrados para la reducción de desastres, tales como plataformas nacionales multisectoriales con responsabilidades asignadas en el ámbito nacional a través de niveles locales para facilitar la coordinación sectorial.

Nuevas Plataformas Nacionales en la región

NICARAGUA

La Plataforma Nacional la constituye el SINAPRED:

Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres Naturales
Vicepresidencia de la República
Ing. Cristóbal Sequeira González
Director
Plaza Inter., 1 _ c. al lago
Edificio Vicepresidencia de la República
Managua, Nicaragua
desastres@vicepresidencia.gob.ni
Tel: (505) 228-6504/228-6590
Fax: (505) 228-2453

COLOMBIA

La Plataforma Nacional está compuesta para el Ministerio del Interior, la Defensa Civil, Ministerio de Relaciones Exteriores y el Departamento Nacional de Planeación:

Ministerio del Interior y de Justicia
Eduardo José González Angulo
Dirección de Prevención y Atención de Desastres
Calle 13, No. 32-69, Edificio Laboratorio
Piso 4, Bogotá, Colombia
diregen@dgpad.gov.co
programas@dgpad.gov.co
Tel: (57-1) 375-0934/ 0842
Fax: (57-1) 375-1077

Defensa Civil
General Alfonso Arteaga, Director
dcc@multiphone.net.co
Calle 52 # 14-67 Bogotá DC
Tel: (57-1) 691-7071/640-0009
Fax: (57-1) 640-8081

Ministerio de Relaciones Exteriores
Dra. Juana García Uribe
Directora de Cooperación Internacional
juanagarcia@minrelext.gov.co
meryceci@hotmail.com
Calle 10 # 5-51 Bogotá DC
Tel: (57-1) 566-7103
Fax: (57-1) 562-5939

Departamento Nacional de Planeación
Dr. Julio Miguel Silva Salamanca
Dirección de Desarrollo Urbano y Política Ambiental
jsilva@dnp.gov.co
Calle 26 # 13-19 piso 8 Edificio Fonade, Bogotá DC
Tel: (57-1) 596-0300 ext. 2572- 2550
Fax: (57-1) 599-9557 – 596-0314

ECUADOR

La Plataforma Nacional la constituye la Defensa Civil, el Ministerio de Medio Ambiente, el SENPLADES, el COPEFEN y el INECI:

Defensa Civil - Dirección Nacional - Quito, Ecuador
Amazonas y Villalengua Esq. Edif: Cosena 1er piso
Tel: (593-2) 243-0644/243-9918

Ministerio Medio Ambiente del Ecuador
Av. 10 de Agosto 3560, Edificio METROCAR, Quito
Tel: (593 2) 540920
Fax: (593 2) 565809
http://www3.satnet.net/caam/

Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (SENPLADES)
Dra. Pubenza María Fuentes
senplades@presidencia.gov.ec
Edificio La Unión 4to Piso Banalcázar 679 y Chile
Tel: (593-2) 2950-399/2580-737
Fax: (593-2) 2580-575

Unidad Coordinadora del Programa de Emergencia para Afrontar Fenómenos Naturales (COPEFEN)
Arq. Adrián Rivadeneira Cordero
Director Ejecutivo
Adrian.rivadeneira@copefen.gov.ec
Víctor Manuel Rendón 401 y Córdova, P.3,
Tel: (593 4) 256 0284 / 256 0193
Fax: (593 4) 256 0216
www.copefen.org.ec

Instituto Ecuatoriano de Cooperación Internacional (INECI)
Ministerio de Relaciones Exteriores
Dr. Alberto Yépez; Director Ejecutivo
dgcootec@mmrree.gov.ec
Av. 10 de Agosto y Carrión; Quito
Tel: (593 2) 256 0989
Fax: (593 2) 250 4933

COSTA RICA

La Plataforma Nacional está compuesta por la Junta Directiva de la Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias que a su vez está constituida por 8 ministerios y la Cruz Roja:

Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias (CNE)
Luis Diego Morales Matamoros; Presidente
lmorales@cne.go.cr
Apartado Postal 5258-1000; San José
Tel: (506) 220 0378 / 232 5252
Fax: (506) 296 5225
http://www.cne.go.cr

Cruz Roja Costarricense
Dr. Miguel Carmona Jiménez; Presidente
fedecruz@sol.racsa.co.cr bcrcsn@sol.racsa.co.cr
Apartado Postal 1025-1000, San José.
Tel: (506) 2337033/ 2553761
Fax: (506) 2557628.

Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE)
Carlos Manuel Rodríguez Echandi, Ministro
de la Corte Suprema de Justicia 200 al este y 25 al sur, San José
Tel: (506) 233-4533
http://www.minae.go.cr/

Ministerio de Salud
Dra. María del Rocío Sáenz, Ministra
minsalud@netsalud.sa.cr
Calle 16, Avenida 6 y 8, Detrás del Hospital San Juan de Dios
Tel: 223-0333
http://www.netsalud.sa.cr/

Ministerio de Seguridad, Gobernación y Policía
Rogelio Ramos Martínez, Ministro
Bo Córdoba, frente al Liceo José María Castro Madríz, San José
Tel: (506) 227-4866
http://www.msp.go.cr/

Ministerio de Obras Públicas y Transportes
Javier Chaves Bolaños, Ministro
Costado oeste de la Plaza Cleto González, Víquez, San José
Tel: (506) 257-7798
http://www.mopt.go.cr/

Instituto de Mixto de Ayuda Social
Fernando Trejos, Jerarca
Barrio La California, 75 sur de la KFC
en San Pedro Tel: (506) 257-9222
http://www.imas.go.cr/

Ministerio de Vivienda
Helio Fallas, Ministro
Tel: (506) 221-4411 apdo.222-1002
www.mivah.go.cr


Anterior
Contenido
Siguiente
  © ONU/EIRD