Estrategia Internacional para la Reducción de Desastres
Las Américas   

Revista EIRD Informa - América Latina y el Caribe
Número:13 -2006 -12/2006 - 11-/2005 - 10/2005 - 9/2004 - 8/2003 - 7/2003 - 6/2002 - 5/2002 - 4/2001- 3/2001 - 2/2000 - 1/2000

Multimedia

Anterior
Contenido
Siguiente

Elaboración de un modelo integral para la gestión de información sobre desastres

Por Ileana Sánchez / CRID

 

Próximamente, el CRID iniciará la preparación de un modelo integral para la gestión de información sobre desastres. Con el propósito de someter a consulta esta iniciativa, y concitar desde un comienzo la participación que se requiere, se realizó una primera Reunión Regional (San José, 21 y 22 de setiembre del 2004), en la cual participaron 36 profesionales de varios países, en representación de 20 instituciones nacionales y organizaciones regionales.
Contenido

El modelo analizará y pondrá en relación todos los aspectos que son relevantes en la actualidad para establecer, desarrollar y operar centros de información sobre desastres. Se prevén con este fin los siguientes temas:

• Fundamentos teórico-conceptuales:
Significado de la información como comunicación de conocimiento y su papel fundamental en las diferentes actividades que conforman la gestión del riesgo (investigación, planeamiento, educación, etc.).
• Perfil funcional óptimo de un centro de información en el área de desastres y temas afines.
• Acciones involucradas en la creación de un centro de información, con base en un enfoque estratégico de planificación.
• Gerencia de un centro de información.
• Gestión de información.
• Metodologías de trabajo y opciones tecnológicas: Infraestructura tecnológica, diseño e implementación.
• Transferencia de conocimiento para el desarrollo del personal (capacitación), aspectos pedagógicos, metodologías apropiadas para la realización de actividades de extensión.

Considerando la estructura temática y las características didácticas que tendrá el producto, puede ser definido como un manual. Pero, por no tratarse de una guía operativa cerrada, sino de una herramienta educativa y de referencia aplicable a múltiples situaciones particulares, se ha optado por resaltar en su identificación el concepto de modelo de trabajo.

Básicamente, el modelo constituirá una sistematización de la experiencia acumulada por el CRID en su quehacer de apoyo a la creación y manejo de centros de información como es el caso de la Red Centroamericana de Información sobre Desastres y Salud (CANDHI - por sus siglas en inglés). No obstante, se cuenta desde un principio con la cooperación técnica de la Biblioteca Nacional de Medicina (NLM), que también ha aportado los recursos financieros requeridos por el proyecto, la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS) y la Estrategia Internacional para la Reducción de Desastres (EIRD) de las Naciones Unidas. Además, la mencionada reunión regional dio impulso a indispensables nexos de colaboración con otras instituciones de la Región y se contará también con los aportes de varios consultores específicamente contratados para este propósito.

Efectos previstos

Se espera que el modelo en referencia sirva como un instrumento eficaz de apoyo para las acciones de planeamiento, evaluación, ejecución y capacitación que conforman el proceso de gestación, instalación y desarrollo de centros de información.

Según esto, sus resultados se reflejarán primordialmente en la creación y fortalecimiento de estas unidades de información, e indirectamente en los avances logrados en materia de gestión del riesgo por las organizaciones, proyectos y comunidades que reciban su cooperación y beneficios.

Beneficiarios

En concordancia con lo anteriormente planteado, el proyecto va dirigido a dos tipos de beneficiarios:

a) Directos: Instituciones, grupos y personas interesados en implementar o mejorar iniciativas organizadas de servicios en la información sobre riesgos y desastres.

b) Indirectos: Los usuarios, actuales y futuros, de tales servicios.

Como se ha mencionado, en la preparación de este material educativo interactuarán diversas organizaciones, y además el modelo será diseñado para un uso interactivo, no lineal. Esto quiere decir que las organizaciones cooperantes y el propio CRID dispondrán de una valiosa oportunidad de retroalimentación tanto en el diseño como en el uso del modelo.

Por último, y en tanto el interés y aplicabilidad de su contenido se extiende a otras áreas del conocimiento y de la acción sectorial e institucional, el modelo tendrá un carácter polivalente: sus aspectos teóricos, metodológicos y técnicos serán de interés en diversos campos del desarrollo social, entre otros, la salud pública y la educación.

Plazo

Se han proyectado 12 meses para la elaboración y validación del modelo.

Les invitamos desde ya a mantenerse informados sobre la realización de este proyecto y a enviarnos sus comentarios y sugerencias

Para mayor información contacte a:
Ileana Sánchez
ileana.sanchez@crid.or.cr
www.crid.or.cr


Anterior
Contenido
Siguiente
  © ONU/EIRD