Estrategia Internacional para la Reducción de Desastres
Las Américas   

Revista EIRD Informa - América Latina y el Caribe
Número:13 -2006 -12/2006 - 11-/2005 - 10/2005 - 9/2004 - 8/2003 - 7/2003 - 6/2002 - 5/2002 - 4/2001- 3/2001 - 2/2000 - 1/2000

Socios en Acción

Anterior
Contenido
Siguiente

Fortalecimiento de las capacidades regionales y locales mediante el desarrollo de la Red Centroamericana de Información sobre Desastres y Salud (CANDHI)

En el 2001, el CRID lanzó un proyecto dirigido a mejorar el acceso a la información en desastres y salud en América Central con el apoyo financiero y técnico de la Biblioteca Nacional de Medicina (NLM, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos de América, la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS) y la Estrategia Internacional para la Reducción de los Desastres (EIRD) de las Naciones Unidas. Con las secuelas del huracán Mitch y de los devastadores terremotos en El Salvador, se hizo evidente la necesidad de realizar cambios radicales que permitieran mejorar las capacidades nacionales en las áreas de preparativos,mitigación y respuesta en caso de desastres. El acceso a información (técnica) relevante y confiable fue un aspecto clave para todas estas actividades.

Después de tres años de trabajo, uno de los resultados del proyecto ha sido la creación de una red —en crecimiento— de centros de información sobre desastres en varios países centroamericanos. A un plazo más largo, el establecimiento de centros de información facilitará la planificación y el desarrollo de políticas mejoradas en las áreas de prevención y mitigación de desastres en todos los países. En resumen, el proyecto ha jugado un papel esencial como facilitador principal de la red Centroamericana de Información sobre Desastres y Salud (CANDHI) que, al momento de la elaboración de este informe, está conformada por 9 centros de información en Costa Rica, Honduras, Nicaragua, El Salvador y Guatemala.
CANDHI es ejecutado por FundaCRID, ONG ubicada en Costa Rica que cuenta con la capacidad y la red institucional necesaria para implementar de manera exitosa este complejo esfuerzo. FundaCRID lleva a cabo sus actividades mediante el Centro Regional de Información sobre Desastres (CRID).

La principal misión del CRID es contribuir a reducir el impacto de los desastres en América Latina y el Caribe mediante la recopilación y distribución de información relacionada con el tema de los desastres. No obstante, la labor del CRID se extiende más allá de solo compilar y diseminar información técnica pues este Centro también promueve esfuerzos colectivos entre centros de información, fomenta alianzas y apoya el uso de tecnologías de información y de redes para mejorar las prácticas en la reducción de los desastres.

Metas y objetivos

El objetivo principal es contribuir a reducir los desastres en la región, particularmente en Centroamérica,mediante la creación de capacidades en el área de gestión de información relativa a la salud y a los desastres. La estrategia consiste en proveer a ciertos centros de información con el conocimiento, la capacitación y los recursos tecnológicos necesarios con el fin de tener capacidades suficientes de manera que pueda fungir como proveedores confiables de información para otros centros que atienden otro usuarios en los países de Centroamérica. El proyecto también promueve el uso de herramientas tecnológicas (nuevas) para el desarrollo de servicios y productos de información, y crea capacidades institucionales como una forma de garantizar una respuesta satisfactoria a las demandas de información sobre desastres. La capacitación es una parte de este proceso y centra su atención en la adquisición de capacidades adicionales en el desarrollo de productos de información y servicios.

Los grupos hacia los que se dirige el proyecto incluye personas y organizaciones que pueden beneficiarse de la información sobre desastres, tales como los líderes comunales, trabajadores del sector de la salud, educadores, científicos, políticos, las ONG, organizaciones gubernamentales, agencias de las Naciones Unidas y otras. El proyecto ha sido extendido en dos ocasiones y tiene una duración de cinco años.

Actividades efectuadas

El proyecto se ha comprometido a proveer a los centros participantes con la infraestructura técnica necesaria con el fin de que puedan empezar a proveer servicios de información a sus clientes locales y regionales. El establecimiento de infraestructura tecnológica incluye la implementación de redes físicas, servidores, conectividad y acceso a Internet. El monitoreo y la evaluación son aspectos que forman parte de este esquema de asistencia técnica.

Adicionalmente, la formación de recursos humanos competentes y motivados es una parte esencial del proyecto CANDHI, el cual refleja su apoyo en esta área mediante las capacitaciones a los centros de información locales y nacionales que manejan el tema de los desastres. En estas capacitaciones se cubren las siguientes temáticas: gestión de información, desarrollo de sitios web, desarrollo, mantenimiento y publicación (en Internet) de bases de datos, digitalización de documentos y “capacitación para capacitadores” con el fin de crear esfuerzos de capacitación autosostenibles en la región.

Otra área de trabajo importante está relacionada con la producción y diseminación de productos de información para usuarios finales —institucionales e individuales. Mediante este proyecto se ha producido un gran número de valiosos productos de información entre los que se pueden encontrar servicios disponibles en el sitio web como la disponibilidad en línea de cientos de documentos digitalizados, búsqueda en el sitio mediante una base de datos, materiales de capacitación y CD temáticos que incluyen información relevante como documentos, contactos, referencias en la Internet y multimedia. La cooperación interinstitucional y el suministro de servicios ad-hoc, según fueron requeridos durante varias emergencias, han formado parte de las actividades llevadas a cabo por el proyecto.

Lecciones aprendidas y retos futuros, sugerencias para el futuro

1. La gestión de información es vital para prevenir y mitigar desastres. 2. El aumento en las capacidades (institucionales) en el área de la gestión de información sobre desastres y en la promoción de una cultura de prevención de los desastres podrían ayudar a reducir los efectos negativos de los desastres. 3. La ingeniería del conocimiento, la capacitación y el uso de recursos tecnológicos actuales y emergentes son factores importantes para darle a la información mayor significado para los diferentes tipos de usuarios y sectores. 4. La gestión de información es un ingrediente importante del proceso de desarrollo sostenible en la región. 5. La coordinación regional puede ser de gran ayuda en el proceso de planificación para mitigar y prevenir los desastres. Esta coordinación también puede ser un instrumento para mejorar la elaboración de políticas y facilitar los procesos de decisión.

El desarrollo de una red de información regional de desastres es una labor enorme que tomará varios años. Sin embargo, con los esfuerzos de capacitación y las otras actividades mencionadas anteriormente, estamos presenciando el surgimiento de una verdadera red de centros de información en desastres bien encaminada hacia el mejoramiento del acceso a las fuentes de este tipo de información y de la disponibilidad de estas en Centroamérica. Además, en algunos países de Suramérica ahora las condiciones son buenas para iniciar la construcción, paso a paso, una red regional de información.

Para mayor información contactar a:
Dave Paul Zervaas, Coordinador General, CRID
dave.zervaas@crid.or.cr
Tel: (+506) 296 3952
Fax: (+506) 231 5973 : http://www.crid.or.cr


Anterior
Contenido
Siguiente
  © ONU/EIRD