Estrategia Internacional para la Reducción de Desastres
Las Américas   

Revista EIRD Informa - América Latina y el Caribe
Número:13 -2006 -12/2006 - 11-/2005 - 10/2005 - 9/2004 - 8/2003 - 7/2003 - 6/2002 - 5/2002 - 4/2001- 3/2001 - 2/2000 - 1/2000

Socios en Acción

Anterior
Contenido
Siguiente

CIIFEN un paso adelante en la gestión del riesgo del fenómeno El Niño

Rodney Martínez Güingla
r.martinez@ciifen.int.org

El tema de gestión de desastres definitivamente ha invadido los escenarios internacionales, más aun cuando se acerca la Conferencia Mundial sobre Reducción de Desastres, Kobe, Japón. Parecería también que han emergido en los foros, extensas compilaciones de recetas a aplicar como resultado pragmático de sistematizar las lecciones aprendidas así como las buenas prácticas y difundirlas para que en conjunto nos ayuden a mejorar.

Sin embargo, basta descender un poco del nivel estratégico de las recomendaciones, para encontrarnos con un universo distinto, aquel de la realidad, en el que coexisten los conflictos de coordinación, las pugnas institucionales y la desconexión entre niveles de organización. Por un lado aquellos que atienden los desastres, reinvindicando su duro y tesonero trabajo, frente a los planificadores que observan los desastres desde otra perspectiva, todos frente a un solo escenario compartido, el de la confusión y las cifras inmutables de pérdidas humanas y daños materiales que retrasan economías y expanden la pobreza en el planeta.

Sin embargo entre todo este complejo sistema, en la temática del clima y especialmente el fenómeno de El Niño quisiera, describirles un proceso, largo creo yo, pero que por lo largo ha sufrido la maduración necesaria para que paulatinamente vaya aterrizando en la pista de lo factible, lo adecuado y quizás lo más simplificado posible.

Un poco de historia…

De conformidad con la resolución 52/200 de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre cooperación internacional para reducir el impacto negativo del fenómeno de El Niño, la Declaración de Guayaquil, 1998 propuso “acciones inmediatas para evaluar la factibilidad de establecer un Centro Internacional de Investigación sobre el Fenómeno de El Niño / Oscilación Sur (ENOS)”.

Posteriormente, la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas ONU adoptó resoluciones referentes a la cooperación internacional (Resolucionesde la Asamblea General: 53/185, 54/200, 55/197, 56/194 y las Resoluciones ECOSOC 1999/46 y 2000/33), con el fin de reducir el impacto del fenómeno de El Niño, a través de un mecanismo interagencial cuyo centro estaría ubicado en Guayaquil, Ecuador.

Para avanzar en el establecimiento del Centro se formó una alianza entre tres patrocinadores: la OMM (Organización Meteorológica Mundial), la EIRD (Estrategia Internacional para la Reducción de Desastres) y el Gobierno del Ecuador, a través de la cual se realizaron dos misiones de evaluación y una serie de reuniones regionales con el apoyo de otros organismos internacionales.

Estas misiones, las resoluciones adoptadas y los posteriores análisis entre los tres auspiciantes del CIIFEN permitieron el establecimiento del CIIFEN cuya inauguración se llevó a cabo en enero del 2003 en la ciudad de Guayaquil, con la participación de más de 100 expertos, representantes de 33 países alrededor del mundo y 19 organismos internacionales.

La misión del CIIFEN

Promover, complementar y emprender, proyectos de investigación científica y aplicada, necesarios para mejorar la comprensión y alerta temprana del evento de El Niño y la variabilidad climática a escala regional a fin de contribuir en la reducción de sus impactos socio-económicos y generar bases sólidas para la generación de políticas de desarrollo sostenible, ante los nuevos escenarios climáticos existentes.
¿Cuál es nuestra estrategia para el fenómeno del El Niño?

Nuestra aproximación para enfrentar el tema del fenómeno de El Niño se basa en un fortalecimiento integral del sistema de alerta temprana a nivel regional, eso implica un concepto de complementariedad y racionalización de recursos cuyo efecto es multiplicador.

Para mejorar la alerta temprana de El Niño a escala regional, hemos esbozado una estrategia específica dentro de 4 ejes fundamentales:

1) Fortalecer el pronóstico estacional, que puede sonar simple pero es una empresa compleja, sin embargo, las instituciones de la región del Pacífico Sudoriental han fortalecido sus capacidades observativas en los últimos años, lo cual ha significado un importante paso en la adquisición de información. Lamentablemente el desarrollo de modelos regionales oceánicos y atmosféricos dinámicos y estadísticos es limitado. El CIIFEN ha encaminado sus esfuerzos en este sentido, diagnosticando primero las capacidades regionales, proveyendo un entrenamiento básico en modelación regional y a mediano plazo, movilizar la cooperación internacional para fomentar, primeramente la formación de recurso humano a nivel de doctorado y por otro proveer entrenamiento en los Institutos que proveen información relacionada con El Niño en la región. En el camino existen varias acciones como la activación de grupos regionales de expertos que están trabajando, compartiendo experiencias y proponiendo soluciones a esta escala. Este proceso indirectamente redundará en homogenizar la aproximación científica y técnica al pronóstico estacional en la región y el establecimiento de herramientas predictivas con mucha más confiabilidad. Un segundo taller en modelación que se realizará en conjunto con la COI , CPPS y CIIFEN está planeado para el primer trimestre del 2005 en Guayaquil, Ecuador. Luego de ello un agresivo plan de implementación de un modelo regional que beneficiará a todos los países de la región asegurando transferencia tecnológica y fortaleciendo la capacidad científica para responder a la evolución regional del fenómeno de El Niño.

2) La generación de escenarios de riesgo sectorial, es la forma en la que se transfiere la información científica producida en los pronósticos a los usuarios y tomadores de decisiones en sectores tradicionalmente vulnerables al fenómeno de El Niño como son la agricultura, la pesca, la salud, energía, recursos hídricos e infraestructura vial y urbana. La región ha caminado a distintos ritmos en este aspecto y dentro de este positivo moméntun, se hace necesario insertar ciertas innovaciones tecnológicas que permitan arribar a la producción automática de escenarios a través de la web sobre la base de un robusto sistema de información geográfico con cartografía de alta resolución que hoy por hoy el CIIFEN la está gestionando a través de las Naciones Unidas. En este sentido el Centro se encuentra desarrollando su núcleo de aplicaciones virtuales, que permitirá, hacer “data mining”, generación de productos GIS en línea, y la aplicación de inteligencia artificial a modelos multivariables de riesgo, auto calibrados permanentemente por sistemas de expertos, que proporcionarán a los usuarios, información casi operacional vinculada al clima y la variabilidad estacional. El primer módulo del núcleo será inaugurado en Diciembre del 2004. Más detalles sobre su concepto están disponibles en el portal del CIIFEN: www.ciifen-int.org

3) El punto crítico de atención en la estrategia del CIIFEN está en robustecer los Sistemas de Información, convertir a cada individuo en un manejador del riesgo climático, eso a través de un complejo sistema multimodal que no solo contempla información por internet sino un enlace con medios o de comunicación, a través de un centro virtual y/o convencional, listas de correo electrónico y por sobre todo un subsistema especialmente destinado a las agencias de los gobiernos, claves para la toma de decisiones en relación con una alerta temprana de un fenómeno de El Niño. Con la cooperación del PNUD, el CIIFEN está llevando a cabo un diagnóstico de los vacíos existentes entre los proveedores de información y los usuarios que permitirán hacer luego un plan de implementación muy preciso y por sobre todo tomar ventaja de todas las redes de información existentes, para complementarlas y articularlas.

4) Finalmente aun cuando podría ser parte del elemento anterior, el involucramiento de los sistemas de gobierno en la gestión de riesgo frente al fenómeno de El Niño, no es solo materia de un subsistema de comunicaciones, el CIIFEN desde el punto de vista técnico fomentará en las instancias posibles como son el CAPRADE, y al interior de los países, los beneficios socioeconómicos de una eficiente gestión de riesgo y una oportuna y fidedigna alerta temprana frente al fenómeno de El Niño, para lo cual todos los productos científicos, escenarios sectoriales, información, se traducirán en indicadores positivos de reducción de la pobreza, crecimiento económico sostenido de los países y transferencia adecuada del riesgo en los sectores usualmente afectados, para minimizar los impactos sociales.

El camino está trazado, existe mucho potencial aprovechable en la región y la demanda creciente de los pueblos para que la ciencia se convierta en el aliado del progreso, el CIIFEN quiere hacer de este concepto su razón de ser: “Comprendiendo El Niño, para vivir con él”.


Anterior
Contenido
Siguiente
  © ONU/EIRD