Estrategia Internacional para la Reducción de Desastres
Las Américas  

Acerca de la EIRD
Unidad Regional - Misión y objetivos - Marco de acción - Documentos base - Contáctenos

Misión y objetivos

Misión

La EIRD busca establecer comunidades resistentes a los desastres, mediante la promoción de una mayor concienciación sobre la importancia de la reducción de desastres como componente integral del desarrollo sostenible. Se plantea como propósito reducir las pérdidas humanas, sociales, económicas y ambientales debido a las amenazas naturales y a los desastres tecnológicos y ambientales.

Reconociendo que las amenazas naturales pueden afectar a cualquiera, la EIRD establece alianzas y aplica un enfoque global para la reducción de desastres. Con ello, la estrategia busca la participación de todo individuo y comunidad con miras a reducir la pérdida de vidas humanas, los reveses socioeconómicos y los daños ambientales causados por las amenazas naturales. Con el fin de cumplir con este propósito, la EIRD promueve cuatro objetivos como herramientas para lograr la reducción de desastres para todos:

Incrementar la conciencia pública para comprender el riesgo, la vulnerabilidad y la reducción de desastres a nivel mundial

Entre más gente, organizaciones regionales, gobiernos, organizaciones no gubernamentales, órganos de las Naciones Unidas, representantes de la sociedad civil y otros tengan conocimiento del riesgo y la vulnerabilidad y de la forma de manejar los impactos de las amenazas naturales, mayor será el grado de implementación de las medidas de reducción en todos los sectores de la sociedad. La prevención inicia con la información.

Obtener el compromiso de las autoridades públicas para implementar las políticas y acciones para la reducción de desastres

Entre más encargados de tomar las decisiones a todo nivel estén comprometidos con las políticas y acciones para la reducción de desastres, más pronto las comunidades vulnerables a los desastres de origen natural se beneficiarán de la aplicación de estas políticas y acciones encaminadas a reducirlos. Ello requiere, en parte, de un enfoque de base mediante el cual las comunidades en riesgo se mantengan totalmente informadas y participen en las iniciativas para la gestión del riesgo.

Estimular el establecimiento de alianzas interdisciplinarias e intersectoriales, incluyendo la ampliación de redes para la reducción del riesgo
Entre más entidades que laboran activamente en la reducción de desastres compartan información sobre sus investigaciones y prácticas, mayor será el grado de utilidad del conjunto de conocimientos y experiencias globales. Al compartir un propósito común y a través de los esfuerzos de colaboración, podemos garantizar un mundo más resistente a los impactos de las amenazas naturales.

Mejorar el conocimiento científico sobre la reducción de desastres
Entre más sepamos sobre las causas y consecuencias de las amenazas naturales y de los desastres tecnológicos y ambientales afines en las sociedades, mejor nos podremos preparar para reducir los riesgos. Al tomar en consideración a la comunidad científica y a los forjadores de políticas se les permitirá contribuir y complementar el trabajo de cada sector.

La EIRD combina las fortalezas de muchos de los actores claves a través del Equipo de Tareas Interinstitucional sobre la Reducción de Desastres (ETI/RD) y la secretaría Interagencial de la EIRD (EIRD/ONU).

El ETI/RD es el órgano principal que se encarga del desarrollo de las políticas para la reducción de desastres. Está encabezado por el Subsecretario General de las Naciones Unidas para Asuntos Humanitarios y está compuesto por 25 organizaciones internacionales, regionales, de la ONU y de la sociedad civil. El Equipo se reúne dos veces al año en Ginebra, Suiza. Se han establecido una serie de grupos de trabajo que le rinden cuentas al ETI/RD, reúnen a especialistas y organizaciones para discutir temas comunes y mundiales relevantes para la reducción de desastres, tales como variaciones climáticas, alertas tempranas, análisis del riesgo y vulnerabilidades, incendios forestales y sequías.

La EIRD-ONU, por su parte, es el punto de enlace dentro del Sistema de la ONU para promover sinergias y la coordinación entre las diversas actividades para la reducción de desastres en los campos socioeconómico, humanitario y de desarrollo, al igual que para brindar apoyo a la integración de las diversas políticas afines. También sirve de centro internacional de difusión de información en materia de reducción de desastres, desarrollando campañas de sensibilización y produciendo artículos, revistas, y otras publicaciones y material de promoción relacionados con la reducción de desastres. La sede de la EIRD-ONU se encuentra en el Palacio de las Naciones en Ginebra y conduce programas de extensión mediante sus unidades regionales situadas en Costa Rica y en Kenia.

  © ONU/EIRD